Lugares Macabros. La Isla de las Muñecas de Xochimilco

Una colección tétrica
 
En Xochimilco, lugar paradisiaco cercano a México D.F. Existe un lugar de laberínticos canales y solitarias chinampas, pequeñas islas agrestes, en su mayoría deshabitadas y que en su conjunto conforman un pequeño edén para la fauna, los pescadores y, en los últimos tiempos, para los turistas. Pero hay una chinampa que destaca del resto y que hace que cesen las risas y charlas de los turistas al navegar cerca de sus riberas. Se trata de la isla de las muñecas. 
 
Esta peculiar isla fue decorada durante años de este macabro modo por Julián Santa Ana Barrera. Un tipo extraño que murió hace ya unos años pero que será recordado en los canales de Cuemanco por mucho tiempo...

Cementerio de Abney Park, otro mundo en el centro de Londres

Un lugar insólito
 
Dicen que no hay lugar más silencioso en Londres que este lugar, que adentrarse por sus agrestes senderos y pasear entre sus mutiladas estatuas es como dar un paso atrás en el tiempo, como viajar hasta un lugar irreal y místico en el que, al cerrar los ojos, todo puede ocurrir. Estamos en el viejo cementerio de Abney Park, en Stoke Newington.

El Insolito Jardin De Los Mostruos Del Renacimiento

En una noche de verano, casi quinientos años atrás, no es difícil imaginar la mezcla de fascinación y estupor de los incautos invitados que el príncipe Orsini había traído a su particular bosque, poblado por extraños delirios de piedra. 

Paso a paso, las antorchas descubrirían las colosales esculturas escondidas entre la maleza. Se dobla una esquina y una nueva sorpresa aparece, se sigue por un recóndito sendero y surge otro inesperado esperpento. Era un escenario que no estaba diseñado para gustar, sino para sorprender y dejar pasmados a los privilegiados visitantes de aquella extravaganza del Cinquecento italiano.

El Sacro Bosco de Bomarzo, más conocido como el Parque de los Mostrous es una obra maestra única, que más que adelantarse, se salió de su tiempo de la mano de un noble mecenas, Vicino Orsini, descrito como artísta y anárquico, y de un arquitecto, Pirro Ligorio, que más tarde sería el encargado de continuar la obra de Miguel Ángel en el Vaticano.Los monstruos son en realidad figuras mitológicas, encerrando toda una constelación de símbolos como si de un jardín iniciático se tratara.

 

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes