7 películas sobre criaturas creadas en laboratorios

 
Hay veces en las que el hombre intenta hacerse el dios y crear vida con la ayuda de la tecnología. En la vida real esto puede resultar exitoso, pero en el cine pareciera que la vida artificial siempre será un pésimo proyecto, con criaturas temibles que se terminan rebelando frente a sus “padres”.
 
Si no nos creen, a continuación les presentamos 7 ejemplos de malvadas criaturas cinematográficas creadas en laboratorios.
 
7. Cucarachas modificadas (Mimic)
 
 
Detener una plaga no es cosa fácil, pero crear una nueva y peligrosa especie para frenar otra es algo aun más complicado, y que trae peores resultados. Nadie esperaba extraños monstruos que vive en el subterráneo, pero bueno, siempre está la posibilidad.
 
 
6. Sil (Species)
 
 
Si reciben instrucciones alienígenas de cómo crear un híbrido en laboratorio, lo más conveniente sería ignorarlas por completo, no vaya a ser que terminen con una muy bonita máquina de asesinar en búsqueda desesperada de alguien con quien aparearse.
 
 
5. Adam o “el monstruo” (Frankenstein/Mary Shelley's Frankenstein/Victor Frankenstein)
 
 
El clásico relato que nos enseñó desde pequeños a no jugar a ser dioses se representó muchísimas veces en la gran pantalla, siempre con terribles resultados, criaturas que (a veces buenas, otras no) sólo causan destrucción y dolor a su paso.
 
 
4. Criaturas semi-dinosaurias (Carnosaur)
 
 
Uno de los bastiones más ridículos del cine de terror con criaturas creadas en laboratorios, este filme nos muestra cuán pésima idea es mezclar ADN de dinosaurio con gallinas y, aún peor, humanos, con tal de hacer que los enormes lagartos vuelvan a reclamar la Tierra.
 
 
3. Dren (Splice)
 
 
Sí, admitamos que nuestros protagonistas definitivamente no eran los seres más brillantes, pero nadie podía predecir que la “hija híbrida” que éstos produjeron exitosamente terminaría saliéndose de control y volviéndose algo realmente peligroso.
 
 
2. ¡Muchos dinosaurios! (La tetralogía de Jurassic Park)
 
 
Como vimos previamente en Carnosaur, crear criaturas prehistóricas sin tener idea de cómo controlarlas es una pésima idea. Para Jurassic World parecen haber entendido mejor el desarrollo, pero aun así ya vimos que siempre hay uno que lo arruina todo.
 
 
1. Brundlefly (The Fly)
 
 
Marcándose para siempre en nuestras mentes, el producto de la extraña mezcla de Seth Brundle (Jeff Goldblum) con una mosca es algo que lleva toda una película para desarrollarse, y cuyo resultado final es lo suficientemente desagradable y malvado como para querer recrearlo.

Comentarios  

#1 cesarh 23-07-2016 22:37
:-x :lol: :lol: :lol:

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes