A 30 años, 10 curiosidades sobre Aliens

 
En pocas maravillosas ocasiones, una saga cinematográfica puede presumir tener más de una gran cinta dentro de su desarrollo, donde los fans se dividen y los espectadores somos afortunados. En una actualidad saturada de secuelas, voltear atrás nos sigue maravillando en muchos aspectos.
 
Y si bien son pocas las sagas donde la secuela se considera superior, una de las más enfrentadas y divididas es, justamente, la saga de Alien. Casos similares con Terminator, Star Wars y The Godfather, el caso de Alien es curioso. Aunque respetando la mitología de su propio universo, Ridley Scott y James Cameron crearon cintas con bastantes diferencias, ubicadas dentro de sus propias reglas y narradas con una fuerza única y característica de cada director. Así los seguidores se dividen en dos fuerzas, los que prefieren el hermetismo paranoico y demencial de la obra original y aquellos que optan por el frenetismo armamentista y sobrecargado de acción de la secuela de Cameron. 
 
 
1. Si bien el pesonaje de Ellen Ripley es uno que perdurará en la memoria colectiva como uno de los más grandes personajes femeninos retratados en el celuloide, pocos saben (o reconocen) que la actriz detrás, Sigourney Weaver, se negó en cada una de las secuelas que tuvo la saga. Weaver entendía que la producción masiva de secuelas bien podría tender a explotar la acción y el horror genérico, por encima de sus personajes, por tal se negaba a deteriorar a tan poderoso personaje. Con la primera versión del guion del propio Cameron, Weaver se mostró entusiasmada que, a pesar del planteamiento futurista y militar, resaltaba la historia de Ripley, de las consecuencias de abandonar a una hija y de la nueva oportunidad de protección maternal se le presentaba. Cosa que aparentemente sucedía, a modo de reflejo, con el monstruo, la reina Alien. Así, Ripley y la reina se volvían seres similares, protectores y vengativos.
 
 
2. Pero como todo negocio, las disputas salariales entre Weaver y los productores mantuvieron a la película en suspenso, cerca de ser cancelada. Los productores se acercaron a Cameron buscando que escribiera una versión del guion sin el personaje de Ripley. El director se negó a hacerlo, asegurando que la cinta (como la original) debía tratarse del personaje, no de la criatura. Sin embargo, al ver que las negociaciones no avanzaban, Cameron tuvo la idea de hablar con el agente de Schwarzenegger, a quien le conto que estaba escribiendo dicho guion, sin Weaver en el mismo y con la posibilidad de incluir a Arnold. El agente comunico esto al representante de la actriz y en base a rumores, agentes, representantes y compañías entraron en pánico, acelerando el acuerdo y cerrando a la actriz para repetir su papel.
 
 
 
3. Cameron tuvo una reunión con ejecutivos de Fox, quienes habían leído su guion para Terminator y se mostraron interesados en trabajar con él. La reunión no fue en lo absoluto exitosa, el director planteo algunas ideas que a los ejecutivos les parecieron poco interesantes. Sin embargo, casi a modo de despedida, surgió el tema de querer una secuela de Alien. Cameron se encerró para empezar un tratamiento de 40 páginas y se los envío, el cual enamoro a todos en la 20th Century Fox. Ese tratamiento tenía algunas diferencias con la versión final, entre ellas estaban la nueva modalidad de las criaturas, algunas de las cuales eran translucidas, otras eran blancas y algunas tenían una especie de aguijón con la que paralizaban a sus víctimas antes de incubarlas. Todas esas versiones fueron eliminadas.
 
 
4. Pero el proyecto, aunque prioridad para el estudio tuvo que mantenerse en espera por un tiempo. En algo insólito e inédito (y que con toda seguridad jamás volveremos a ver) el estudio decidió enlatar el proyecto y esperar a James Cameron. ¿La razón?, el director estaba en pleno desarrollo final de guion cuando recibió la aprobación de Carolco para dirigir Terminator (1984) Este, siendo un proyecto soñado del director, era una oportunidad que no iba a dejar pasar, pero tampoco quería abandonar Alien. Así que, para la Fox, era esperarlo o empezar desde cero la historia de la secuela. Decidieron por la primera, ante el asombro de propios y extraños.
 
 
5. Sin embargo, eso mismo creo un ambiente muy hostil en la producción. La cinta se filmó en Inglaterra, con un crew conformado en su gran mayoría por gente que había trabajado en la cinta original y mostraban una lealtad tremendista a Ridley Scott. Muchos veían la presencia de Cameron como una intrusión. El asistente de dirección (quien debía ser su mano derecha) era uno de los principales antagonistas, cuestionando la dirección que quería llevar, las decisiones que había tomado y las planeaciones que tenía estipuladas. Gale Anne Hurd, productora de la cinta, tuvo que intervenir y despedir al asistente, quien empezó a organizar un complot al que pocos se incorporaron. Cameron también tuvo muchas diferencias con el director de fotografía, Dick Bush, quien hacía lo opuesto a lo que el director pedía (excesiva iluminación, escaza, contraluz, falta de, etc.) El director despidió a Bush en plena filmación y lo saco a empujones del set, causando aún más riñas con el resto del crew. Al final, fue sustituido por Adrian Biddie, siendo esta, su primera cinta.
 
 
 
6. La producción no fue la única etapa de conflictos. James Cameron creía que el editor Ray Lovejoy, no tenía interés en la cinta, era lento, poco comunicativo y entorpecía las fechas de entrega. Director y productores empezaron a considerar posibles reemplazos. Esto, aunque es común, es importante notarlo puesto que Lovejoy era un reconocido editor, cuyo trabajo incluía cintas como 2001 (1968) y The Shining (1980) Lovejoy escucho los rumores y se encerro en sus oficinas durante un fin de semana para ensamblar la secuencia de la batalla final (aquel momento en que Ripley enfrenta a la reina Alien en el traje mecánico) Cuando Cameron se presentó el siguiente lunes para ver avances, Lovejoy le mostro la secuencia y el director no pudo más que aplaudir y dejar que el hombre hiciera su trabajo.
 
 
7. Pocos saben que H.G. Giger no fue llamado para la cinta. Se respetaron sus diseños, se le dio el crédito y se le recuerda como el hombre detrás del diseño de la criatura, uno de los diseños más aplaudidos y reverenciados. Cameron decidió no llamarlo, a pesar que los productores querían un nuevo diseño, más poderoso. Por tal, pocos saben que el diseño de la reina Alien es un diseño del director, no de Giger.
 
 
8. Cameron es uno de los directores que más se involucra en el aspecto visual de sus cintas, de ahí el desencanto con parte del crew y del primer fotógrafo. Así que era natural que la cinta tuviera problemas de presupuesto. El director tuvo que ingeniar escenas que se mostraran mayores en escala. Por ejemplo, las cámaras de sueño eran muy caras producirlas, por lo que en lugar de las 12 que necesitaba, el estudio solo puso la mitad. Cameron coloco, entonces, espejos de forma que la toma mostrara el doble de cámaras. La producción solo pudo fabricar 6 trajes del xenomorph, por lo que se tuvo que focalizar la luz de forma diferente para cada traje en función de hacerlos diferentes. Además de otra cantidad de trucos de cámara para hacer ver a seis personas disfrazadas, como varias docenas de criaturas en pleno ataque.
 
 
 
9. Sin duda, el personaje de Ellen Ripley se considera creación de Ridley Scott y Dan O’Bannon. Pero pocos pueden negar que Cameron contribuyo en hacerlo memorable, resaltando un aspecto exclusivo de la mujer, la maternidad, esa bondad infinita para dar y esa brutalidad infinita para defender. Una característica que, en mayor o menor medida, está presente en las siguientes dos cintas de la saga y que convirtieron a Ripley en un personaje mucho más complejo y empático.
 
 
10. La cinta obtuvo 7 nominaciones al Oscar, algo insólito para una cinta de acción y ciencia ficción. Gano en dos categorías, Weaver estuvo nominada como actriz y pronto se convirtió en un auténtico clásico, uno que aún no presenta su desgaste natural, que se siente viva y pertinente, capaz de tocar tópicos que nunca perderán vigencia y que convirtió a un género como el horror y la ciencia ficción en un espectáculo digno de verse. Y digno de celebrarse.

Comentarios  

#1 Darkspawn 26-07-2016 16:46
Tenia unos 14 o 15 cuando fui al cine a verla sin saber que era un segunda parte... y no importaba porque son esas cosas que te abren los ojos a todo un universo que era nuevo y muy pocas cosas me sorprendieron despues. Tuve la suerte que en pocos años fui al cine y vi Star war 2, terminator, volver al futuro y esta, en una epoca que no habia trailer y uno tenia la mente "virgen".

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes