Mitos médicos que debes dejar de creer

La medicina, como toda ciencia, esconde miles de misterios. Entre creencias populares, nuevos descubrimientos y teorías alocadas se tiende a creer en muchos mitos que es necesario derribar.
 
Suplementos vitamínicos: Este tipo de suplementos no solo no siempre son eficaces, sino que estudios han demostrado que pueden ser peligrosos. Un estudio publicado en 2016 dejó entrever que algunas mujeres mayores que toman suplementos de calcio pueden enfrentar un mayor riesgo de demencia. Otro estudio plantea que tomar altas dosis de vitaminas puede estar vinculado a un mayor riesgo de cáncer. Expertos recomiendan obtener vitaminas y nutrientes de alimentos en vez de pastillas.
 
El sol causa cáncer a la piel: Suelen haber muchos conceptos erróneos sobre el melanoma (el tipo de cáncer de piel más peligroso). El melanoma representa más del 75 % de las muertes por cáncer de piel y si bien mucho se advierte sobre la exposición solar, no hay evidencia que sostenga esta postura. Incluso varios estudios han confirmado que una apropiada exposición solar ayuda a prevenir el cáncer de la piel.
 
Solo usamos el 10% de nuestro cerebro: Desde 1907 se ha promovido la idea de que no usamos el cerebro en su máxima capacidad, sino que por el contrario solo utilizamos el 10 %. Sin embargo, actualmente, los científicos han podido observar escáneres cerebrales, midiendo la actividad del cerebro y comprobando que se trata de un mito, ya que no se ven áreas inactivas.
 
El fluoruro en el agua reduce el riesgo de caries: El fluoruro en el agua tiende a verse como un beneficio para lidiar con las caries, sin embargo, presenta varios peligros para la salud. Incluso, estadísticas han demostrado que son el agua con fluoruro no logra prevenir las caries y puede causar un daño significativo, desde la fluorosis dental hasta el daño tiroideo o la reducción del coeficiente intelectual.
 
Mantenerse despierto ante una concusión: Cuando una persona puede tener una concusión, es necesario buscar atención médica, pero se trata de una condición que rara vez es grave o pone en peligro la vida. Se tiende a creer que las personas necesitan permanecer despiertos después de sufrir una conmoción cerebral, pero se trata de un malentendido. Eso es necesario en un tipo particular de lesión en la cabeza, que implica sangrado cerebral, pero que no se aplica a las concusiones normales.
 
El chicle permanece en el estómago durante 7 años: La realidad es que muchos de los ingredientes presentes en los chicles como los elastómeros, resinas y ceras, no son digestibles, pero eso no significa que se queden en el estómago por 7 años, es otro gran mito. A pesar de la viscosidad y la extraña consistencia del chicle, logra pasar a través del tracto digestivo sin problemas.
 
Leer en la oscuridad ocasiona problemas a la vista: Claramente es más cómodo leer o mirar televisión con más luz. Sin embargo, hacerlo en la oscuridad o con poca luz, no afecta la salud de tus ojos. Los ojos están compuestos de músculos y como cualquier otro músculo, pueden estar tensos o cansados pero no se ven afectados de forma permanente por esforzarse en una mala iluminación. La única luz que puede dañar los ojos es la luz solar o láser si la miramos directamente.
 
Sonarte los nudillos a menudo causa artritis: No hay evidencia médica que avale esta teoría. La artritis se ocasiona cuando el sistema inmune ataca las articulaciones y es algo que está fuera de nuestro control. Lo que sí puede suceder es que sonar los nudillos pueda lesionar una articulación.
 
Las vacunas ocasionan gripe: Para la Dra. Rachel Vreeman, si bien el cuerpo puede desarrollar una fiebre baja en respuesta a las vacunas, la creencia de que la vacuna de la gripe ocasiona gripe, es una mentira. Las vacunas de la gripe contienen virus muertos de la gripe y no pueden resurgir para causarla. También se dice que las vacunas causan autismo, un mito que empezó en 1998 tras la publicación de un artículo, pero los estudios han comprobado que el mito es falso y que no hay ninguna relación entre las vacunas y el riesgo de los niños a desarrollar autismo.
 
El estrés y la comida picante son la causa de las úlceras: Si bien los doctores solían creer que las úlceras eran causa del estrés, el estilo de vida o las comidas picantes, se sabe ahora que son causadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori. Las úlceras son llagas que se desarrollan en el revestimiento del esófago, el estómago o la primera parte del intestino delgado y también pueden ser causadas por ciertos medicamentos, sobre todo la aspirina y las tabletas de hierro. 
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes