Donald Trump, la Inteligencia Artificial y otras grandes amenazas para la vida en la tierra

Quién no recuerda a Bruce Willis en 'Armageddon', o a 'Elijah Wood' corriendo para salvarse de los efectos del choque de un asteroide. Si bien la posibilidad de una colisión contra la Tierra sería extremadamente rara, sólo puede ser una cuestión de tiempo antes de que esta amenaza se convierta en una realidad. 
Los expertos han advertido que los seres humanos no estamos preparados para un impacto de tal magnitud y, si uno se dirigiera a la Tierra, no habría mucho que podamos hacer al respecto. De vez en cuando se acercan a nuestra órbita, pero pasan de largo. Pero no solo del espacio podría llegar el fin. Hay varios factores creados por nosotros mismos que también podrían acelerar nuestro fin:
 
 
Inteligencia artificial: La humanidad se enfrenta a un futuro incierto. La tecnología aprende a pensar por sí misma y adaptarse al entorno. La evolución de los asistentes personales digitales como Siri, Cortana o Google Now, son solo el comienzo de la evolución de las aplicaciones. Nick Bostrom, un asesor externo para el CERV (Centro para el Estudio de Riesgo existencial de Cambridge), predice que las máquinas alcanzarán el 90% de la información a escala mundial para el año 2075. La amenaza que representa para la raza humana si se desarrollan más allá de nuestra comprensión y control se compara con el desarrollo de armas nucleares. El mundialmente conocido físico Stephen Hawking y Elon Musk son parte del creciente número de científicos y expertos en tecnología que han expresado su preocupación en los últimos años. 
 
Superbacterias: Las superbacterias son capaces de todo, desde la curación de enfermedades al freno de la contaminación a través de la biología sintética. Los investigadores buscan nuevas tecnologías biológicas y alteran microorganismos existentes a nivel genético con el fin de tratar de comprender mejor su función o producir un resultado diferente al original. En marzo de 2016, los científicos ya consiguieron crear vida artificial en el laboratorio. Pero los experimentos con biotecnología podrían tener resultados inesperados y peligrosos. El trabajo con virus y microorganismos tiene un alto riesgo de causar una pandemia mundial. Por ejemplo, el virus del Zika llegó con el temor a que un brote de la enfermedad pudiera convertirse en una pandemia que podría afectar a más de dos millones y medio de personas. 
 
Robots asesinos: La nueva tecnología podría llevar a los seres humanos a ceder el control de las decisiones de utilizar la fuerza letal. 'Robocop' o 'Terminator' eran personajes de ficción que quizá dentro de poco tiempo pudieran existir. A medida que avanza la inteligencia artificial, la posibilidad de que las máquinas tomen decisiones por sí mismas y liquiden objetivos se acerca rápidamente. Los defensores dicen que estos robots asesinos son necesarios para las guerras modernas. Se mueven rápidamente y mantendrían a soldados y agentes de policía fuera de peligro. Sin embargo, las amenazas para la humanidad podrían superar cualquier beneficio militar, según los críticos. 
 
Guerra nuclear: En la actualidad hay más de 15.000 armas nucleares distribuidas por el mundo. Como explica el informe del GCF (Green Climate Fund), un conflicto de este tipo generaría dos tipos de amenazas: las bajas causadas directamente por las explosiones, el fuego y la radiación y el llamado “invierno nuclear”, esto es, el fenómeno climático consecuente de un conflicto masivo en el que ardierían las ciudades y la atmósfera se llenaría de humo. Los seres humanos se enfrentarían a una hambruna mundial, ya que las temperaturas bajarían abruptamente y los cultivos tendrían dificultad para crecer, además la vida marina sufriría un exceso de radiación. Aunque según el informe es muy difícil estimar la probabilidad de que estalle una guerra nuclear en el próximo siglo, es una posibilidad que no podemos ignorar. 
 
Cambio climático: Desde la Revolución Industrial, los seres humanos hemos sido acusados de alterar el delicado equilibrio de la atmósfera. El dióxido de carbono que se libera al quemar combustibles fósiles, así como los gases del llamado "efecto invernadero", han aumentado a un ritmo alarmante la temperatura del planeta y han creado un gran agujero en la capa de ozono empujando el exceso de calor y las temperaturas globales. Los polos se están derritiendo poco a poco hasta el punto que el nivel del mar subirá a niveles críticos inundando países enteros. 
 
La realidad es una ilusión: La idea de que vivimos en 'Matrix' se le quedó a más de uno en la cabeza. Los filósofos han planteado a lo largo de experimentos mentales la interacción del "yo" interno y la "realidad", cuestionando en muchos casos lo mucho que podemos confiar en la evidencia de nuestros sentidos. La idea sería que estamos viviendo en una especie de universo ilusorio, ya sea el producto de un "genio maligno", como proponía Descartes, o una simulación por ordenador. Un informe publicado por el Banco de América en septiembre de 2016, dio una probabilidad del 20-50% de que estamos viviendo en una especie de simulación. 
 
Escasez alimentaria: Derivan en la falta generalizada de agua y que a su vez conduciría la escasez de alimentos, migraciones masivas y hambrunas mundiales. De todas las amenazas planteadas por el calentamiento global, la reducción de los suministros de agua potable es de los más graves. Se predice que para el año 2025, unos 2,8 millones de personas vivirán en zonas escasas de agua, lo que supone un incremento de 1,6 mil millones de las que lo hacen ahora. La producción de alimentos tendrá que aumentar en más de un 60% para 2050, y los picos de precios y volatilidad del mercado provocarían disturbios civiles, según el estudio del Grupo de trabajo sobre clima expremo y Sistema Global de Alimentos. 
 
Acelerador de partículas: Es una de las posibilidades más improbables. Preocupa que los experimentos que se realizan en el SuperCollider, el acelerador de partículas más grande y potente del mundo, que puedan destruir el mundo. Es cierto que nos pueden ayudar a saber cómo surgió la vida y el universo, pero a muchos científicos les preocupa también que nos hagan desaparecer. Creen que es posible que se formen micro agujeros negros y estos succionen todo lo que esté a su alrededor. Otros estudios apuntan a que se podría crear accidentalmente una serie de partículas que convertirían todo en materia oscura y detruirían el planeta. 
 
Trump: La eleccción de Donald Trump como Predisente de Estados Unidos ha sido recibido con diferentes reacciones. Algunos expertos están preocupados por la posibilidad de que los líderes mundiales individuales puedan convertirse en el catalizador de eventos que extingan al hombre, quizás a través de un conflicto nuclear o de una mala gestión de los efectos del cambio climático. Según la CERV, “con Trump y su gobierno aumenta el riesgo de una guerra mundial”.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes