Misteriosas Desapariciones en la Historia

Ambrose Bierce.
 
En octubre de 1913, el septuagenario Bierce partió de Washington D. C. para recorrer los viejos campos de batalla de la Guerra Civil. 
 
En diciembre cruzó a México por El Paso, que por entonces estaba en plena Revolución. 
 
En Ciudad Juárez se unió al ejército de Pancho Villa como observador, llegando hasta Chihuahua, donde su rastro se desvanece. 
 
La última noticia cierta fue una carta que escribió a un amigo íntimo, fechada el 26 de diciembre. 
 
Se trata de una de las desapariciones más famosas de la historia de la literatura. 
 
Aunque desde entonces se han lanzado muchas teorías, el misterio permanece. 
 
 
 
 
Anastacia Romanov. 
 
La posible supervivencia de Anastasia es una de las grandes leyendas del siglo XX.
 
En 1922 los rumores sobre que una de las Grandes Duquesas o incluso toda la familia habían sobrevivido propició la aparición en Alemania de una mujer que se hacía llamar Anna Anderson. 
 
Fue encontrada a punto de suicidarse en el puente del río Spree, en Berlín (Alemania), dos años después de la masacre. 
 
Fue internada sin identificar en una institución para enfermos mentales, donde dos años después aseguró ser la Gran Duquesa Anastasia, que había sido declarada muerta en Ekaterimburgo. 
 
Sin embargo, después de un largo juicio se determinó que Anderson no era la duquesa. 
 
 
 
 
El hijo de Lindbergh.
 
"Ana, nos han robado nuestro bebé", Charles Lindbergh habría dicho a su esposa en la noche del 1ero de marzo de 1932, cuando la pareja descubrió que su hijo de 20 meses de edad, Charlie, había sido tomado de su cuna. 
 
A pesar de que Lindebergh pagó el rescate que se pedia por su hijo, éste jamás fue entregado. 
 
Setenta y dos días después, el cuerpo descompuesto del bebé fue descubierto en una zona boscosa cerca de la casa de Lindbergh en Hopewell, Nueva Jersey, el asunto tuvo matices políticos sin embargo y dio pauta a la futura fundación de lo que sería hoy, el FBI. 
 
 
 
 
Amelia Earhart.
 
Desaparecida en el océano Pacífico el 2 de julio de 1937. 
 
Fue una aviadora estadounidense, célebre por sus marcas de vuelo y por intentar el primer viaje aéreo alrededor del mundo sobre la línea ecuatorial. 
 
A las 19:30 GMT se recibió el siguiente reporte: KHAQQ llamando al Itasca. 
 
Debemos estar encima de ustedes pero no los vemos... El combustible se está agotando... 
 
A las 20:14 GMT el guardacostas recibió el último mensaje dando su posición hacia las 21:30 GMT determinaron que el avión pudo haberse estrellado en el mar y entonces comenzó la búsqueda. 
 
Jamás se encontró nada. 
 
 
 
 
Frank Morris, John y Clarence Anglin. 
 
La noche del 11 de junio de 1962, estos hombres escaparon de la poderosa cárcel de Alcatraz. 
 
La búsqueda del FBI fue intensa, sine embargo, jamás se pudieron encontrar a estos tres hombres. 
 
Hay quienes afirman que se ahogaron otros, que lograron sobrevivir y se perdieron en el anonimato. 
 
 
 
 
Agatha Christie. 
 
La autora de Asesinato en el Expreso de Oriente y de las historias del detective Hércules Poirot, desapareció misteriosamente como cualquiera de los personajes de sus novelas. 
 
El 4 de diciembre de 1926, se encontró el coche de Agatha Christie abandonado en un paraje natural a varios kilómetros de la bulliciosa localidad inglesa de Guilford. 
 
La policía encontró su permiso de conducir, un periódico arrugado, su abrigo de piel y una maleta abierta con varias prendas de ropa. 
 
Temiendo lo peor, la policía rastreó la zona, pero no había ninuguna huella de la famosa escritora de crimen. 
 
 
 
 
El Barco Mary Celeste.
 
La desaparición de la tripulación del bergantín Mary Celeste (5/12/1872) es sin duda alguna, incluso en nuestros días, uno de los misterios marítimos más famosos. El 5 de noviembre de 1872 zarpó, con el capitán Benjamín S. Briggs al mando, desde el puerto de Nueva York. La tripulación consistía en 7 hombres, la mujer y la hija de dos años del capitán. 
 
Transportaban 1701 barriles de alcohol industrial hasta Génova, Italia. Un mes después, exactamente el 5 de diciembre, la tripulación del Dei Gratia, un barco que navegaba desde Nueva York hasta Gibraltar, avistó el bergantín que se encontraba a la deriva cerca de las Azores. Al abordar la embarcación no encontraron a ninguno de los tripulantes ni a la familia Briggs...
 
 
 
 
Percy Harrison Fawcett 
 
Uno de los misterios más insondables en los anales de los viajes de exploración lo constituye la desaparición, en febrero de 1925, del coronel Percy Harrison Fawcett junto con su hijo Jack y un amigo de la infancia cuando buscaba una supuesta antigua ciudad perdida, que estaba convencido de encontrar en alguna parte del Amazonas. Lo curioso es que durante los años posteriores a su desaparición surgieron varias personas sensitivas que dijeron haber recibido mensajes telepáticos de Fawcett en los que afirmaba estar bien y sin problemas de ningún tipo...
 
 
 
 
James Barreto Hoffa aka Jimmy Hoffa.
 
El 30 de julio de 1975, Jimmy Barreta Hoffa, el influyente y temido fundador del poderoso sindicato de los camioneros (“teamsters”) estadounidenses, fue a reunirse con alguien en un restaurante de Bloomfield, Detroit. Pero en el camino desapareció misteriosamente sin dejar rastro alguno. Y el hecho de que su cuerpo jamás fuera hallado contribuyó a crear una suerte de mito alrededor del sindicalista. 
 
Mucho se escribió desde entonces sobre Hoffa y su enigmática desaparición, presuntamente a manos de la mafia italonorteamericana, que para entonces quería desprenderse de uno de sus principales socios en el control de los sindicatos estadounidenses.
 
Y aunque nunca se halló el cadáver, aún abundan los rumores sobre el lugar donde está sepultado.
 
 
 
 
Glenn Miller.
 
Tras la liberación de París, a Miller se le ordenó realizar una gira de seis semanas allí y en otras ciudades europeas, ya en poder de los aliados. Miller, recién ascendido a Mayor, pasó la noche anterior, discutiendo con un amigo sus planes de formar una banda en la postguerra y luego retirarse a una finca que había comprado en California.
 
Al día siguiente, 15 de diciembre de 1944, partió en un avión monomotor desde el aeródromo de Twinwood, 50 millas al norte de Londres. Se dirigía a París, para iniciar su gira artística. El piloto de la aeronave también se dirigía a la ciudad, en la que estaba a punto de ser sometido a una corte marcial por acusaciones de traficar en el mercado negro. Los informes indican que había un tercer compañero con ellos en este vuelo.
 
Como nunca se encontraron los cadáveres de Miller y sus acompañantes, hubo una serie de leyendas que le suponían vivo. En 1985, el investigador Clive Ward descubrió un Noorduyn Norseman, similar al avión en que viajó Miller, en las afueras de la costa norte de Francia pero no pudo verificarse la existencia de restos humanos en su interior.
 
Uno de los rumores más persistentes es el de que murió en un burdel alemán, apuñalado por una prostituta, aunque esta historia, que se supone desclasificada como muchos otros secretos de guerra, nunca se ha podido confirmar. La teoría más probable es que el avión fue accidentalmente derribado por bombarderos RAF sobre el Canal de la Mancha (entre Francia y Reino Unido), después de una operación abortada de bombardeo contra Alemania donde se arrojaron al mar las bombas destinadas a fin de aligerar carga: el piloto de la fuerza aérea británica Frad Shaw anotó en su bitácora que observó que un pequeño avión monomotor se precipitaba en espiral y sin control hacia el mar.
 
A pesar de la desaparición del músico, la banda continuó sus actividades bajo la dirección de Jerry Gray hasta el 13 de noviembre de 1945, cuando hizo su última presentación ante el Presidente Harry Truman, en Washington. El mayor Glenn Miller fue el único miembro de la banda que no sobrevivió a la guerra.
 
El libro “The Glenn Miller Conspiracy”, del periodista Hunton Downs y publicado en 2010, afirma que Miller fue puesto bajo las órdenes de Eisenhower y fue capturado por la Gestapo con el fin de llegar hasta éste. Fue torturado, ejecutado y abandonado en un burdel parisino.
 
En abril de 1992, a petición de su hija, se le puso una lápida en el Cementerio Nacional de Arlington, lugar que se destina a los caídos en las guerras y ex-presidentes de Estados Unidos de América.
 
FIN
 
Adjunto este documental completo, del tema "Grandes Enigmas de la Historia Desapariciones"
 
 
FUENTE: http://www.lahoramarcada.com / http://elapocalipsisvaallegar.blogspot.mx / http://enigmasymitos.blogspot.mx

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes