¿Estamos al borde de una nueva "era de hielo"?

La superficie del sol ha estado sorprendentemente tranquila y con menos manchas solares que en cualquier momento del último siglo, provocando bastante curiosidad a los científicos pensando en qué podrá afectar eso aquí en la Tierra.
 
Algunos investigadores especulan que esto podría ser el comienzo de un período prolongado de débil actividad solar que redundaría en una bajada de las temperaturas de forma acusada y prolongada. La última vez que sucedió esto fue entre 1650 y 1715, donde casi no hubo manchas solares y en ese mismo período, las temperaturas cayeron tan bruscamente en la tierra, que provocaron lo que se vino a llamar pequeña edad de hielo o “Mínimo Maunder” en Europa y América del norte.
 
Mientras el número de manchas solares continúe decreciendo es posible que el clima de la tierra se vea afectado, aunque debido al calentamiento global es poco probable que veamos otra edad de hielo.
 
Las manchas solares se han observado durante milenios, primero por astrónomos chinos y luego, por primera vez con un telescopio por Galileo en 1610.
 
Las manchas solares aparecen en ciclos de aproximadamente 11 años, aumentan cada día por ráfagas y luego decrecen drásticamente antes de volver a extenderse nuevamente.
 
Pero este ciclo, que se considera el número 24, sorprendió a los científicos por su escasa actividad. El número de manchas identificadas desde que se inició, en diciembre de 2008, es muy inferior al promedio diario observado en los últimos 250 años. Es, en efecto, de menos de la mitad.
 
Además de la debilidad de su actividad, el sol experimenta anomalías en el cambio de polaridad de sus campos magnéticos. Normalmente, el polo sur y el polo norte invierten simultáneamente su polaridad cada once años de promedio, lo que se corresponde con la duración de un ciclo solar.
 
Durante ese proceso los campos magnéticos polares se debilitan para caer cerca de cero y reaparecen nuevamente cuando la polaridad se invierte pero, en el ciclo actual, los polos están desincronizados. El polo norte ya invirtió su polaridad hace varios meses, lo que ha provocado que tenga la misma que el polo sur.
 
Habrá que seguir observando al Sol para ver si esta anomalía en las manchas solares continúa o si por el contrario, vuelve a la normalidad de su ciclo solar.
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes