¿Por qué las películas basadas en videojuegos no son tan buenas como las de cómics?

 
Amamos tanto los videojuegos que desesperadamente deseamos verlos bien adaptados al cine. Pero por más intentos que se hacen, simplemente no logran cautivar ni a los críticos ni al público en general, aunque de seguro creen un sólido grupo de seguidores. Sin embargo no basta con esto, y al ver el éxito que tienen las películas y series basadas en cómics no podemos evitar ponernos verdes de envidia.
 
¿Qué es lo que hace tan especiales a las películas de superhéroes? ¿Qué tienen los cómics que no pueda ofrecer un videojuego? Es más, la experiencia parece más completa con los videojuegos. Y aún así, fracasan. ¿Pero por qué? Si quieres averiguarlo continúa leyendo este artículo.
 
 
Los videojuegos no son tan populares como los cómics
 
Muchos gritarán indignados que esto es una vil mentira. Pero piénsenlo, los personajes de cómics han estado más tiempo en contacto con el público. Las personas entienden y aceptan el concepto de superhéroes. En cambio, con los videojuegos es difícil atrapar a la mayoría del público y cautivarlo.
 
La gran variedad de personajes y videojuegos existente hace difícil identificarlos. En los cómics puedes englobarlo todo en dos tipos: Marvel y DC (a grandes rasgos, que nadie se ofenda); Con los videojuegos no es así, cada compañía tiene sus personajes y títulos variados y son miles. Quizás el hecho de que cada superhéroe ya ha sido adaptado con anterioridad ha dejado mayor huella que cualquier videojuego. Pero no todo es así… hay casos y excepciones, pero es por otros motivos que en el siguiente punto trataré.
 
 
Talento cinematográfico
 
No todas las adaptaciones de cómics son buenas ni bien recibidas, hay una larga lista negra que de seguro conoces bien. Igual sucede con los videojuegos. Se necesita un excelente equipo de creativos para filmar una película exitosa. Por ejemplo, la franquicia de Batman estaba arruinada hasta que Christopher Nolan llegó. Las películas basadas en videojuegos no han tenido aún una mente maestra que las convierta en el género del momento. La mayoría ha tenido directores mediocres que no han sabido manejar el material.
 
Aunque eso puede cambiar, el filme Warcraft puede ser la mejor adaptación porque cuenta con la dirección del talentoso Duncan Jones. A su vez, la adaptación de Assassin’s Creed es bastante prometedora. Los videojuegos han obtenido en los últimos años la atención de cineastas atrevidos y que creen poder arriesgarse a adaptar la complejidad de los aventuras favoritas de los gamers.
 
Narrativas distintas
 
Los cómics tienen una narrativa más afín al cine que los videojuegos, por más increíble que parezca. Las adaptaciones de cómics usualmente siguen el arco argumental de una serie en concreto; Por ejemplo en X-Men Days of Future Past y Avengers: Age of Ultron. Por supuesto que se hacen los cambios necesarios en la trama para hacerla más atractiva y creíble, y la adaptan al estilo de un universo cinematográfico.
 
Los videojuegos no son así, no tienen una estructura convencional. Los videojuegos funcionan con una trama mayor pero dentro de esa trama se desarrollan un sinnúmero de microhistorias que completan la experiencia. Los videojuegos involucran al jugador en la historia a través de estos eventos, los hacen experimentarlos en el momento e interferir en los resultados. Este tipo de dinámica modifica el ritmo de la historia. Es por eso que es condenadamente difícil adaptar los videojuegos al cine. El guionista tiene que buscar una forma de adaptar el argumento de la historia de tal forma que sea adecuado en términos cinematográficos.
 
 
En suma…
 
Los cómics tienen éxito en el cine por muchos motivos, algunos de los cuales podrían imitar las adaptaciones de videojuegos. Pero para que logren tener el suficiente éxito tienen que tener un excelente equipo cinematográfico (director, productor, guionista, compositor, etcétera) que adapte el videojuego de tal forma que sea fiel al material pero no tanto como para espantar a otro tipo de público. Tiene que tener un elenco, puede que no excepcional pero sí de calidad suficiente para ofrecer actuaciones creíbles y sólidas. Los efectos especiales deben tratarse con cuidado, no dar un frenesí de CGI cuando se puede ofrecer una mejor película con menos efectos. El equilibrio entre acción, humor y drama tiene que ser el adecuado. El filme debe adecuarse dependiendo del género y el público al que va dirigido y nunca de los nunca, parecer un filme de serie B, incluso si el videojuego lo parece (Uwe Boll, hablo de ti
 
Sabemos por experiencia que las adaptaciones cinematográficas de videojuegos son nefastas en su mayoría, pero se ha considerado seriamente que la pantalla grande quizás no sea el medio indicado para los videojuegos. Las series de televisión en la actualidad han demostrado ser incluso mejores que muchas de las películas más costosas. La serie Daredevil resultó mucho mejor que varias películas de Marvel ¿No será el momento de plasmar a los videojuegos en la pantalla chica? La serie de Resident Evil tendría más éxito en un reboot de T.V. que las películas; Y otras series de videojuegos podrían intentarlo, como un Castlevania que combine elementos sangrientos y góticos en el estilo de Penny Dreadful, o un Soul Calibur que sea reminiscente a Game of Thrones.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes