Actores que murieron durante el rodaje y cómo fue solucionada su ausencia

 
Desde que nació, el cine ha tenido que hacer frente a problemas de diversa índole, la mayoría con solución pero, ¿cómo suplir la ausencia de un actor que ha muerto en pleno rodaje?
 
Pues a eso dedicaremos este post, a contaros cómo grandes películas tuvieron que lidiar con la repentina marcha de su protagonista. Por desgracia, son muchos los actores que no pudieron acabar su trabajo y que forzaron a las productoras a ingeniárselas para concluir la grabación.
 
 
Paul Walker
 
 
El caso de Paul Walker es el más reciente y, posiblemente, también uno de los más conocidos. El actor murió en pleno rodaje de Fast & Furious 7 y se convirtió en todo un icono del cine.
 
Tras su accidente de coche, el director James Wan y el guionista Chris Morgan se vieron obligados a reunirse con Universal para decidir el futuro de Brian OConner.
 
Aunque se barajaron varias opciones, incluida la de cancelar la película, finalmente Fast & Furious 7 ha llegado a las salas de cine gracias a la colaboración de Caleb y Cody, hermanos de Walker, que participaron como dobles.
 
El parecido entre los hermanos no fue suficiente y también fue necesario echar mano a la digitalización, a cargo de WETA digital, que generó un modelo 3D con los detalles de su rostro recogiendo fotogramas del actor en otras películas de la saga.
 
 
Phillip Seymour Hoffman
 
 
La muerte de Seymour Hoffman fue otra que también nos dejó marcados. El intérprete de Capote y ganador del Oscar al mejor actor en 2005, apareció muerto cuando la producción de Sinsajo seguía en marcha.
 
Tras conocerse la noticia, el guion tuvo que adaptarse a las nuevas circunstancias y su papel tuvo que limitarse. Aunque todavía no ha trascendido cómo se resolverá su ausencia, parece que la productora podría recurrir de nuevo a la digitalización.
 
 
Heath Ledger
 
 
El brillante intérprete de El Joker nos dejó en el mejor momento de su carrera, tras haber firmado una interpretación digna de Oscar en El Caballero de la Noche de Nolan.
 
Tras finalizar su trabajo en la película de Nolan, el actor australiano comenzó el rodaje de El Imaginario Mundo del Doctor Parnassus, dirigida por Terry Gilliam.
 
El rodaje se encontraba en su ecuador cuando fue encontrado muerto por una sobredosis de medicamentos. Aunque Gilliam suspendió la producción de la película, acabó por decidir que la mejor decisión era finalizarla.
 
La tecnología fue descartada y se optó por una de las soluciones más geniales que nos ha regalado el cine: Sus amigos Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell se hicieron cargo de su papel creando múltiples reencarnaciones del personaje. Posteriormente, los tres actores donaron los beneficios a la hija de Ledger, Matilda.
 
 
River Phoenix
 
 
La muerde del hermano de Joaquim Phoenix generó una gran expectación en Hollywood. El joven actor murió tras ingerir una bomba de estupefacientes, marihuana y valium que le quitó la vida con tan solo 23 años.
 
Phoenix se encontraba en pleno rodaje de la película Dark Blood, pero murió a falta de 11 días para concluir la filmación. El caso es realmente curioso, ya que la película permaneció inacabada durante 19 años.
 
Aunque George Sluizer, director de la cinta, pidió ayuda al famoso hermano del fallecido, Joaquim Phoenix rechazó el ofrecimiento a través de un comunicado. Sin embargo, la película acabaría estrenándose en 2012.
 
Paradojas de la vida, River Phoenix había rechazado el papel protagonista en El Cuervo, personaje que acabaría recayendo en el también fallecido Brandon Lee, quien murió durante el rodaje, 7 meses antes que Phoenix.
 
 
Brandon Lee
 
 
El caso de Brandon Lee es especialmente triste, y es que no solo falleció durante la filmación de El Cuervo, sino que lo hizo en pleno set de rodaje.
 
Un arma, que en teoría era de fogueo, fue disparada causando la muerte de Lee. El accidente se produjo 8 días antes del fin del rodaje y fue completado gracias a un doble y a efectos digitales.
 
En cuanto al material que recogió su muerte, fue eliminado por un acuerdo legal. La misma escena había sido interpretada en una de las películas protagonizada por su padre, Bruce Lee. Esta macabra casualidad alimentó la leyenda sobre una maldición en la familia Lee.
 
 
Bruce Lee
 
 
La figura más famosa del cine de artes marciales falleció cuando solo había completado 40 minutos de Game of Death. La película fue completada combinando el uso de dobles y de trucos de montaje.
 
El resultado fue desastroso y la evidencia sobre la ausencia de Lee era tan patente que pasó a la historia como una de las mayores meteduras de pata en el cine.
 
Años después, la polémica ha resurgido tras conocerse la intención de utilizar la imagen de Lee en la película Ip Man 3 mediante el uso de digitalización. Muchos defienden que no está vivo y que su imagen no debería ser utilizada.
 
 
Marilyn Monroe
 
 
Monroe es, sin ninguna duda, una de las grandes leyendas del Hollywood clásico. El tormentoso rodaje de Something’s Got to Give fue cancelado en 1962 tras la sospechosa muerte de la actriz.
 
Por aquel entonces, el delicado estado de salud de Monroe no le impidió cantar el famoso Happy Birthday Mr. President a John F. Kennedy. Tras acudir a este evento en Nueva York, la actriz se ausentó del rodaje.
 
Días después reaparecía para rodar sus polémicas escenas en la piscina desnuda. Sin embargo, sus continuas ausencias acabaron por provocar su despido.
 
A pesar de ello, y tras comprobar que era muy difícil sustituirla, acabó por ser readmitida. Poco después aparecía muerta y acababa con toda posibilidad de finalizar la película.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes