Algunos datos que no sabias sobre la Guillotina

Seguramente estudiaste la Revolución Francesa en el colegio, por lo que tendrás alguna idea del método más utilizado en aquel entonces para deshacerse de los traidores: la guillotina. Este tipo de ejecución en que se cortaba la cabeza del condenado, fue muy popular en sus tiempos, pero existen varios mitos y aspectos que poca gente conoce. Nosotros te vamos a contar 5 interesantes curiosidades interesantes sobre la guillotina.
 
Fue creada como un método humanitario para la ejecución
Antes de la creación de la guillotina, en Francia se ejecutaba a la gente usando un hacha o espada, lo que no solo era menos efectivo, sino que más lento y doloroso, como cualquiera imaginaría... 
 
La guillotina llegó como una forma de ejecución efectiva, rápida y menos dolorosa, ya que caía un cuchillo afilado y pesado de una buena altura, asegurando una muerte inmediata, sin agonía ni la necesidad de repetir el proceso.
 
El creador de la guillotina no murió guillotinado
Existen la creencia popular de que el inventor de la guillotina murió en manos de su propia creación. Este aparato para cortar cabezas fue una idea del médico J-I Guillotin, pero su diseño y construcción fue una creación de Antoine Louis.
 
Asimismo, hay una confusión con respecto a la muerte J-I Guilloti, quien en realidad falleció de causas naturales. Quien si fue guillotinado fue el doctor JMV Guillotin, que no tenía relación con el primero, pero de ahí partió este mito histórico que la mayoría cree cierto.
 
La última ejecución con guillotina fue en 1972
Tras la Revolución Francesa, la guillotina continúo siendo el método de ejecución para los condenados a la pena de muerte en Francia. La última vez que se utilizó fue el 1977. El último hombre en sufrir a manos de la guillotina fue Hamida Djandoubi, condenado por asesinato. La pena de muerte fue derogada en Francia unos años después.
 
Los cádaveres también eran guillotinados
Charles Valaze fue un político que, en pleno juicio en 1792, se suicidó con un cuchillo en la corte. El juez, igualmente lo condenó a la guillotina, ya que consideró que correspondía. Así, Charles Valaze, que llevaba días fallecido, fue guillotinado, demostrando que ni los muertos se salvaban de este método de ejecución.
 
La guillotina tuvo un uso científico
La ciencia también sacó provecho de la guillotina, ya que los científicos aprovecharon la oportunidad para estudiar cosas como cuánto tiempo podría una persona estar consciente luego de ser guillotinada o pedirle al condenado antes de su ejecución que intentara guiñar un ojo tras ser decapitado.
 
Incluso se trató de intervenir las cabezas recién cortadas. Si bien fueron repudiados por faltar el respeto a los muertos, lograron aprender cosas que luego serían utilizadas en el campo de la neurología.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes