¿Te mojas menos al correr en la lluvia?

 
Segura te ha pasado -o te pasará- en esta temporada de lluvia, en la que por la mañana hay sol y en la tarde, pum, de repente cae una tormenta.
 
Si has sido víctima de un aguacero en media calle y no llevas paraguas, ¿es mejor caminar o correr para mojarnos lo menos posible?
 
Franco Bocci, físico investigador de la Universidad de Brescia, de Italia, explica que factores como  la dirección y la intensidad en la que sopla el viento  y la altura y complexión física de la persona influyen en qué tanto se mojará si corre o camina durante una tormenta. Esto fue publicado en European Journal of Physics.
 
Por ejemplo, cuando hay fuertes rachas de viento o si la persona está muy delgada, no conviene correr bajo la lluvia, porque se mojará de más y el viento le impedirá ir más rápido. Pero, por lo general, cuando se trata de una tormenta sin aires fuertes, lo mejor es correr lo más rápido que se pueda.
 
Los factores que afectan cuánto se va a mojar alguien bajo la lluvia son: La distancia recorrida, la velocidad de caída de la lluvia, la cantidad de agua y el tiempo bajo la lluvia. A menos de que decidas no llegar a un punto donde puedas cubrirte –con lo que disminuye la distancia recorrida–, ese último es el único factor que puedes controlar: Con una lluvia constante, te toparás con la misma cantidad de gotas de agua, así vaya corriendo o caminando. Al caminar, sin embargo, se permanece más tiempo bajo el agua, lo que causa que las personas se mojen más que si corrieran.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes