La sorprendente razón por la que nunca deberías dormirte en el despegue de un avión

 
Cuando tienes un vuelo demasiado largo esperándote, puede ser tentador tratar de dormir y lograrlo lo más pronto posible al subirte al avión.
 
Sin embargo, existe una sorprendente razón por la que debes de aguantar estas increíbles ganas de dormir, al menos hasta que el avión haya despegado – y no tiene nada que ver con la explicación de seguridad.
 
The Express explica, que no es bueno quedarse dormida durante el despegue o aterrizaje de un avión. Esto es por el cambio de presión. Cuando estás dormida, podrías inhibir la habilidad de tu cuerpo para aclimatarse a la nueva presión y dañar tus oídos, ya que no estás despierta para prepararte apropiadamente.
 
La farmacéutica Angela Charmers explica:
 
Un cambio rápido de altitud afecta la presión del aire en tu oído. Esto provoca un vacío en las trompas de Eustaquio que hace que los oídos se sientan bloqueados y suenen tapados. Trata de no dormir durante el despegue y el descenso ya que no tragarás saliva con tanta frecuencia y esto puede provocar que se te tapen los oídos".
 
Esta es parte de la razón por la que la gente alienta a los pasajeros a chupar dulces, masticar chicles o tomar agua durante el vuelo, ya que te hace pasar saliva y entonces evitar este incómodo síntoma.
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes