¿Por qué se produce el tartamudeo?

¿Por qué a veces simplemente no podemos decir lo que queremos y las palabras se traban a media sílaba? Si bien a veces nada más estamos distraídos, hay personas que lidian con el tartamudeo toda su vida.
Ahora, un equipo de científicos liderado por el Dr.Arjun Yodh, del departamento de física y astronomía de la Universidad de Pennsylvania, ha inventado dos innovadores métodos para comparar el flujo sanguíneo y la concentración de hemoglobina en los cerebros de tartamudos con personas sin problemas en el habla para revelar el secreto debajo de tan frustrante condición.
 
Los métodos, bautizados como espectroscopia semi-infrarroja y espectroscopia de correlación difusa, miden la dinámica de concentración de hemoglobina y la dinámica de flujo sanguíneo respectivamente.
 
La espectroscopia semi-infrarroja penetra a través del cráneo por medio de luz infrarroja para analizar las regiones corticales del cerebro. La luz, de baja intensidad, no tiene efectos secundarios y ya ha sido utilizada en numerosos estudios previamente. El color de ésta permite conocer las concentraciones de hemoglobina presentes en un punto determinado.
 
La espectroscopia de correlación difusa, por otro lado, mide la fluctuación de células rojas en el tejido encefálico mediante la fluctuación de la luz.
Según Scientific American, los resultados del estudio sugieren que las labores comunicativas inducen cambios hemodinámicos en ciertas partes del cerebro que controlan el lenguaje, como el área de Broca o regiones prefrontales. Sin embargo, se observó que en personas tartamudas, el flujo en dichas zonas es menor. La cantidad de hemoglobina fue similar en ambas poblaciones a excepción de las tareas de “discurso libre” y “discurso coordinado”, donde tartamudos exhibieron un detrimento en la concentración total de hemoglobina.
 
Y si bien los resultados son importantes para comprender la naturaleza del tartamudeo, el que ambos métodos hayan sido de tan significante ayuda para el diagnóstico de la causa detrás de la condición implica que hay una técnica en ciernes que podría detectar y encontrar tratamientos para diversos desórdenes del lenguaje como afasia (incapacidad para hablar o comprender lenguaje), apraxia (incapacidad de hacer gestos), disartria (lenguaje lento y arrastrado), autismo, entre otras.
Buenas noticias para el ámbito de las neurociencias.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes