Ex-estrellas porno que hallaron el éxito en otras cosas

 
¿Entrarle al mundo del porno y permitir que miles de millones de personas en el mundo te vean coger frente a la cámara, implicará una mancha en tu vida de la cual nunca te puedas recuperar?
 
No necesariamente.
 
Trabajar en la industria del harto lubricante y gemidos sobreactuados por lo general deja estigmatizadas hasta a las pornstars más icónicas de determinado momento. Tanto así que el escenario común es ver a estas chicas laborando –una vez finalizada su carrera en el cine XXX (casi siempre por motivos de edad)- en algún table dance de Las Vegas o como escorts de lujo.
 
 
Pero los tres casos que te presentamos le dieron la vuelta a toda posibilidad adversa, pues se trata de mujeres que se despidieron del porno y encontraron éxito profesional en giros por completo ajenos a ese mundo:
 
 
Sasha Grey
 
 
Para ella era común ganar premios como “Mejor escena de sexo grupal” y “Mejor escena anal”, hasta que decidió renunciar al XXX para involucrarse en corrientes alternativas de los mundos de la música y el cine.
 
Grey es una mujer talentosa y de gustos peculiares, supo explotar sus capacidades y se colocó como una suerte de ícono de las manifestaciones artísticas underground.
 
Cofundó el proyecto de música industrial aTelecine y ha colaborado con agrupaciones de culto de ese mismo género, como Current 93 y X-TG. La ex-pornstar también ha explorado su faceta de Dj.
 
Los logros más recientes de Grey vienen desde el ángulo de la cinematografía y su participación en películas como Open Windows le aseguran aún más esa posición alternativa. 
 
 
 
Zorena Dombrowski
 
 
En sus días porno era mejor conocida como Sandra Scream y su exuberante cuerpo le ganó ser el centro no solo del hardcore habitual, sino también de publicaciones populares como Playboy.
 
El apodo que le dieron en la industria fue “la Virgen María del porno”, dada su cláusula de sostener sexo a cuadro únicamente con su novio de ese momento, el actor Woody Long; En caso contrario, sólo participaría en escenas lésbicas. De las más de 50 películas que filmó, el material está dividido casi en partes iguales entre secuencias con Long o con otras chicas.
 
Actualmente es conocida dentro de los círculos de sanación espiritual como Reverenda Zorena. Toda persona que desee consultas y terapias con ella debe sumarse a una imponente lista de espera y pagar sesiones de costos no necesariamente económicos.
 
 
 
Traci Lords
 
 
Fue una de las reinas del porno de mediados de los 80 y puso en jaque a la industria cuando se descubrió que, al grabar prácticamente la totalidad de sus películas, era menor de edad.
 
Pasada la turbulencia legal y llegada la década de los 90, comenzó a deshacerse de su pasado XXX al participar en cintas del director de culto John Waters, como Cry-Baby y Mamá es una Asesina.
 
Posteriormente, su interés en la música techno la llevó a adentrarse en los sonidos característicos de la cultura rave británica, de modo que para la realización de su álbum debut, 1000 Fires, contó con la participación de Ben Watkins, referente obligado del Goa y fundador de Juno Reactor.
 
La carrera de Lords se ha mantenido entre la actuación (participo al lado de Wesley Snipes en Blade 1), la música y escribir, facetas todas en las que conserva el empoderamiento que la definió desde los 90.
 
 
Grey, Dombrowski y Lords mantienen posturas encontradas con respecto a su pasado XXX.
 
La primera defiende a la industria, la segunda define su etapa pornstar como un período de aprendizaje y la tercera se ha encargado de cazar y eliminar de la web todas sus escenas que alguien ose subir.

Comentarios  

#1 cesarh 11-09-2016 13:13
:lol:

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes