Juguetes que toda niña de los 90' anhelaba

 
Nací en 1990, tuve mi primer celular a los 15 y a diferencia de los niños de hoy, que nacen prácticamente con un móvil en la cuna, yo pasé mi infancia entre Barbies, peluches y uno que otro juguete que lo eran todo para mí. 
 
Algunos de estos ya ni siquiera existen en el mercado, o al menos no son tan exitosos como en el pasado. Mattel, por ejemplo, presentó hace unos meses el primer prototipo de Barbie inteligente para no quedarse atrás. Pero en realidad, estos juguetes siempre ocuparán un lugar importantísimo en nuestros corazones, o al menos en el de una niña de los noventa.
 
 
Magic Board
 
 
El tablero mágico fue un elemento importantísimo para nuestra niñez. Este elemento explotaba nuestro lado más artístico, dejándonos dibujar cosas que se borraban con solo deslizar una palanca, y volvía todo a empezar. Aquí podíamos jugar miles de juegos como ahorcado, triqui, stop, entre muchos otros.
 
 
Barbie
 
O mejor conocida como la reina de todos los otros juguetes. Barbie era mi juguete favorito. Cada vez que lanzaban una nueva Barbie, me obsesionaba con que fuera mía. Patinadora, doctora, veterinaria, princesa, sirena y todas las profesiones, Barbie era increíble justamente porque podía ser todas las mujeres que uno soñaba al mismo tiempo. Entonces, armaba y desarmaban historia de acuerdo a la Barbie que tenía. Las Barbies son tan especiales que hoy todavía hay una caja en mi casa con mis favoritas.
 
 
Polly Pocket
 
 
Castillos, cofres, corazones y todo tipo de universos miniatura, eso eran los Polly Pocket. Además de la Barbie, este objeto dorado era un ítem fijo en la lista de Navidad. Una vez sacaron unos Polly Pocket edición Disney y enloquecí. Me compraron el de ‘La Cenicienta’ y era el castillo más lindo del universo. A mí lo que más me gustaba de este juguete era la posibilidad de imaginar historias en estas casitas, con personajes, problemas, conflictos, tareas, etc.
 
 
Plastilina de colores
 
 
Play-Doh era lo más divertido y desastroso del mundo. Jugar con estas plastilinas de colores podía ser el episodio más artístico pero a la vez más desordenado, pues se quedaba pegada en todas partes. Hasta creo que una vez pensé que eran comestibles.
 
 
Una muñequita que volaba
 
 
Este fue el nombre más apropiado para ese juguete del que no recuerdo muy bien el nombre. Pero era una muñeca, la cual venía en una especie de ‘piedra’, que luego de halar de un caucho, ella daba vueltas y salía a volar. Era el típico juguete que los papás odiaban por los múltiples accidentes que podía causar, pues no había forma de controlar hacia dónde iba a salir disparado.
 
 
La cocina de Fisher Price
 
Ok, hoy mi yo feminista criticaría este juguete, que jamás tuve pero una amiga sí, y me parecía el objeto de mis sueños. Claro, podríamos entrar en el debate eterno de cómo era posible que a las niñas les dieran un juguete que les metiera la idea de que en el futuro estarían en la cocina, lavando y haciendo múltiples recetas. Todo bien con cocinar; El problema es que nunca veíamos a niños con este tipo de juguetes. No me quiero poner ‘mamerta’ con el tema, pero lamentablemente tengo que reconocer que este fue un juguete que la mayoría de las niñas de mi generación quiso tener.
 
 
El osito que venía con marcadores
 
 
Este osito revolucionó el concepto de poder rayar sin consecuencias. Siempre nos decían que teníamos que tener cuidado con los marcadores y no usarlos para pintar paredes, muebles u otros objetos. El osito que venía con marcadores fue un éxito porque permitía rayarlo sin problema: Era borrable. Magia pura de los noventa.
 
 
Uñas Mágicas
 
Desde pequeñas también nos metieron la idea de ‘vernos lindas’. Con múltiples juguetes de set de maquillajes de mentira, este definitivamente fue el más memorable. Tener las uñas pintadas era una especie de pecado para una niña. Por eso, la idea de simular uñas pintadas con diferentes modelos y colores era fascinante. Este era el típico juego de pijamada en el que todas jugábamos a cambiarnos el color de las uñas.
 
No se preocupen, que pronto vendrá la versión para niños de esta nota: Ya sabemos que la mayoría de nuestros lectores son hombres. ¿Algún juguete memorable para ustedes?

Comentarios  

#1 klito2 17-12-2017 23:54
La muñequita que volaba, recuerdo que se llamaba algo así como Sky Dancer, los niños tenían su versión también que sí no me acuerdo como se llamaban, pero eran unos tipos con unos cascos y la "hélice" estaba en el cuello. Yo tuve algo parecido pero no era muñeco, era un helicóptero, la forma de hacerlo funcionar era idéntica. Yo deseaba tener toda la colección de He-Man pero no pude más allá de He-Man y Clawfull cry

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes