La "demoníaca" y mística historia de la ventriloquia

Hay algunas historias que superan la imaginación más febril, pero están sustentadas por los registros periodísticos o los relatos históricos… pues la ventriloquía ya entretenía y asustaba desde mil años antes de Cristo. Es una trayectoria de tres milenios.
 
La ventriloquia es el arte de modificar la voz para imitar otras voces u otros sonidos. Deriva de ventrílocuo, que a su vez proviene del latín ventrilocuus, “el que habla con el vientre”. Esta destreza, de la que ya se conocía en antiguos ritos religiosos, conlleva modificar la voz a través de una exhalación lenta mientras se habla, minimizando el movimiento de la lengua y los labios, y manteniendo inmóviles los músculos faciales de modo que la atención del observador se centre sobre la fuente de sonido.
 
 Los ruidos producidos por el estómago se cree que son las voces de los no vivos, que se instaló en el estómago del ventrílocuo. Los ventrílocuos entonces al interpretar los sonidos, se pensaba que eran capaces de hablar con los muertos, así como predecir el futuro. Uno de los grupos más antiguos registrada de profetas para utilizar esta técnica fue la Pitia, la sacerdotisa en el templo de Apolo en Delfos, que actuó como conducto para el oráculo de Delfos.
 
Los muñecos
Los muñecos tienen una larga tradición en el relato de terror. Incluso Sigmund Freud sostuvo que el miedo a los muñecos es parte de la construcción de la realidad por parte de los niños, cuyos juegos a menudo incluyen la posibilidad de que sus juguetes cobren vida. Cuando este miedo a los muñecos se vuelve irracional se transforma en pediofobia (fobia a los muñecos), una de las tantas posibilidades de la autonomatofobia, es decir, miedo a las figuras humanoides.
 
¿Por qué algunos muñecos nos provocan miedo?Ernst Jentsch evalúa que los muñecos nos aterrorizan cuando logran provocan en nosotros cierta incertidumbre acerca de su naturaleza. Al parecer, existe en el ser humano un fuerte rechazo por las figuras humanoides. Esta teoría fue desarrollada por el experto en robótica Masahiro Mori, conocida como Valle Inquietante (Uncanny Valley), especie de instinto de rechazo por cualquier muñeco o robot que se asemeje a nosotros.
 
Edgar fue el terror en su época
McCarthy con Edgar ¿Muñeco o humano?
 
Corría el año 1920 y en Estados Unidos los espectáculos de ventriloquia llenaba salas en los principales teatros. Entre otros un ventrílocuo que tuvo mucho éxito era McCarthy con su muñeco Edgar. Representaba a un niño gordito de entre 9 y 10 años con rastros muy extraños y una boca muy expresiva que hacían imposible no mirarlo. McCarthy nunca habría dejado que nadie se acercara a Edgar y eran muchos los que pensaban que era por causa de brujería que el muñeco pudiera hablar sin mover los labios, creándose así una fama de influencia demoníaca por lo que muchos padres habrían prohibido a sus hijos ir a ver su espectáculo. Una noche que McCarthy viajo a nueva York, lo asesinaron. La policía le habría encontrado en la habitación del hotel con el cuello roto, varias puñaladas y los ojos a un metro de distancia… y también habría hallado al muñeco en el baúl, momento en que se aseguraría que era el cadáver de un niño.
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes