La leyenda de los Jubokko, los árboles bebedores de sangre

 
El folclore japonés es rico en leyendas terroríficas que tienen como protagonistas a los llamados “Yokai” o seres sobrenaturales. En Supercurioso hemos hablado de algunos de ellos como los Bakeneko, los temibles gatos,  o Yuky-Onna la mujer de hielo. En esta ocasión nos hemos acercado a un tipo muy especial de vampiro. Acompáñanos a conocer la leyenda de los Jubokko, los árboles bebedores de sangre.
 
Los Jubokko, los árboles bebedores de sangre
 
En muchas culturas y religiones existen árboles a los que se les atribuyen poderes especiales, pero generalmente el carácter de éstos es positivo. Los Jubokko son terroríficos y son un ejemplo de vampirismo legendario en el mundo vegetal.
 
No te asustes si en Japón te previenen contra los árboles y te avisan diciéndo que no te acerques mucho a ellos, según el folclore japonés cualquier árbol podría ser un Jubokko. La leyenda dice que el Jubokko era en su origen un árbol normal y corriente, nacía, crecía y se desarrollaba siguiendo las leyes de la naturaleza, hasta que un suceso terrible ocurría junto a él y lo convertía en un monstruo sediento de sangre. Si por alguna trágica circunstancia como una guerra, una masacre, asesinatos en masa, etc., la tierra donde crecía se empapaba de sangre humana y el árbol la absorbía a través de sus raíces, se producía la transformación. El árbol se convertía en un Jubokko, un adicto a la sangre, que únicamente de ella obtenía el sustento que necesitaba.
 
 
Como cualquier árbol puede ser un Jubokko, hay que estar prevenido, ya que desde lejos su apariencia es similar a la de cualquier otro. Sin embargo, la leyenda avisa de que hay unos rasgos distintivos que pueden ayudarte a distinguir al vampiro vegetal: en primer lugar, sus ramas parecen brazos y garras capaces de asir objetos y en segundo, en la base del árbol pueden notarse extrañas formaciones que no son otra cosa que los restos humanos que se han ido acumulando. Si ves algo así, lo mejor es salir corriendo, podría tratarse de un Jubokko y tú ser su próxima víctima.
 
El Jubokko, con su aspecto inocente, espera que cualquier humano confiado pase bajo su copa y, cuando está lo suficientemente cerca, lo apresa con sus ramas. Éstas son como largos dedos que agarran al desprevenido y lo elevan hacia la parte superior del árbol donde perforan la piel de las víctimas y aspiran toda la sangre de su cuerpo. Una vez exanguinado, los sueltan y en la base, insectos, aves y otros tipos de animales acaban con los restos. Los huesos quedan amontonados en la tierra cercana, pero si no estás alerta, para cuando los veas, ya no podrás escapar.
 
 
Dice la leyenda que el Jubokko se mantiene siempre vivo y frondoso gracias a la sangre humana y si se corta uno de ellos, en vez de savia, brotan gotas de sangre. La parte positiva de la historia es que si alguien consigue cortar una rama de Jubokko, ésta tiene poderes curativos.
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes