Las uñas del Diablo

Hace muchos años, las campanas de Ponte de Lima, una antigua villa portuguesa, comenzaron a repicar tristes y calmadas por la muerte de un famoso escribano. Por las reacciones de la población que sucesivamente iba recibiendo la noticia, quedaba claro que la muerte de ese hombre no era motivo para lamentarse, pues el escribano no era precisamente un modelo de virtud y honestidad, habiendo herido a muchas familias de la comunidad. Se sabía que el muerto falsificaba documentos y aceptaba sobornos, los cuales guardaba en un baúl que escondía en el sótano de su casa.
BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes