Maps to the Stars (2014): Una de Cronenberg por TaMaBin

 
"PUEDO GANAR UN OSCAR A LA MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA. ES UNA MALDITA SEGUNDA OPORTUNIDAD"
 
¿De qué va?
 
La llegada de Agatha a Los Angeles alterará el orden habitual de personas que viven el día a día como actores de Hollywood y que guardan tras su apariencia miserables fantasmas ocultos.
 
Reparto
 
Julianne Moore es Havana Segrand
Mia Wasikowska es Agatha
John Cusack es Stafford Weiss
Robert Pattinson es Jerome Fontana
Evan Bird es Benjie Weiss
Olivia Williams es Christina Weiss
 
Dirección
 
David Cronenberg (Promesas Peligrosas)
 
Impresiones
 
Sucia, retorcida, macabra, fría, satírica, real. Son algunos de los calificativos que podemos otorgar a ésta nueva y maravillosa (otro más) obra del gran David Cronenberg. Dividió a la crítica con su anterior trabajo, Cosmopolis. Muchos echaban de menos al director de la primera etapa, haciendo uso de excentricidades y sus características criaturas. Y otros han encontrado en su segunda etapa toda la esencia de la primera en un modo más sutil, delicado y punzante.
 
Pero a Cronenberg no se le puede achacar que haya cambiado en ningún momento, ni que haya mejorado o que haya dado un paso atrás. El cine de Cronenberg nos narra historias oscuras y tétricas y siempre ha dado en el clavo.
 
Otra cosa es que a uno le guste una película más que otra, eso es normal y lógico, pero lo verdaderamente importante es que él dirige en primer lugar para él y luego para su público. Y recalco lo de "para su público" porque su cine no es para todas las edades y mentes. No se puede ver una película de Cronenberg para "pasar el rato" en una tarde de Domingo. Hay que sentarse, disfrutar, dejarse llevar y sobre todo, entender su retórica.
 
 
Maps to the Stars tiene un lenguaje muy retórico (como su cine), unas actuaciones magistrales y un guión, que es el que podría ser el punto más flojo de la obra, de Bruce Wagner. No obstante, Cronenberg sale airoso al hacer la película completamente suya. Y es que, como he dicho, uno de los mayores fuertes de la obra lo tenemos en su montaje y sobre todo en las actuaciones. Resulta curioso observar las vidas de éstos personajes que no difieren de muchas excentricidades que vemos en la televisión, de historias arruinadas por la droga, el exceso de éxito o la falta del mismo. Cronenberg va más allá cuando nos muestra a éstos personajes de una forma sucia. Imposible salvar a uno solo. Todos tienen sus fantasmas personales, acechandoles por una razón u otra y aumentando su locura a grados estratosféricos.
 
Si hacemos un breve análisis de los personajes, Mia Wasikowska es nuestro hilo conductor para enlazar todas las historias. Es una chica desfigurada que viene de Florida para, aparentemente, encontrar un trabajo, ya que se siente escritora y se ha hecho amiga de Carrie Fisher. Allí conocerá a Jerome, un Robert Pattinson conductor de limusinas, que sueña con ser actor aunque solo consigue ser un extra mas y dice ser también escritor.
 
Sus pasos seguirán llevándola a otros curiosos personajes como la familia Weiss. John Cusack, es una especie de psicólogo-masajista que también se dedica a escribir y tiene mucha fama. Su hijo, Benjie es una estrella infantil drogadicta que arrasa con franquicias peliculeras y en la que su madre, interpretada por Olivia Williams, parece manejar todo el presupuesto del menor.
 
Y, Julianne Moore. La actriz tiene en su mano una de las mas hilarantes y retorcidas interpretaciones de su carrera, engatusando al espectador en todo momento por su buen hacer, por su estado histriónico y todo lo que conlleva su locura. Ella es Havana, una mujer con un doble trauma por los abusos y la muerte de su madre que vive a la espera de un papel importante en la meca del cine para volver a resurgir, a ser alguien. Parece que encuentra la oportunidad con un remake de una película cuya protagonista fue su madre, por lo que los demonios cercanos de ella misma brotarán en cualquier momento.
 
 
Howard Shore realiza la composición musical de la obra, pero curiosamente nos encontramos con una cinta en la que apenas escuchamos música salvo momentos puntuales, salvando los títulos de crédito. De éste modo, la decadencia de los personajes se incrementa al ver sus situaciones de extrema ira sin una armonía de fondo que suavice la escena. Y es que Cronenberg se ha preocupado de cada detalle mostrando las penurias de ésta gente, amargada en sí misma, a falta de un buen montón de pastillas para el acto final. Y si algo puedo reprocharle es ese efecto del fuego en una de las escenas claves, que desentona por su exceso de digitalizado.
 
Otro de los maestros del cine, David Lynch, trató a su estilo surrealista éste mundillo con la obra maestra Mulholland Drive y salió completamente airoso. Cronenberg cuenta en base lo mismo, de forma más cercana para el público aunque su estilo está presente en toda la obra, lo cual la encumbra muy alto.
 
En resumidas, Mapa de las Estrellas es una cinta retorcida pero muy real. Segura que cuando vimos a Havana no pudimos dejar de pensar en Lindsay Lohan, o a Justin Bieber reflejado en Benjie (Evan Bird) Su millonaria vida, sus excesos, su drama personal, todo queda plasmado en ésta película que sin ser una historia para que nos den lástima sus personajes, entre otras cosas porque se han buscado lo que les ocurre, verdaderamente al final consiguen darnos verdadera pena, cada uno de ellos, a pesar de lo miserables que resultan. ¿Quien quiere una vida así?
 
MUY RECOMENDABLE
 
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes