'El Diablo Viste a la Moda' cumple 10 años: Así han evolucionado sus protagonistas

Ha  pasado una década desde que Andrea Saks (interpretada por Anne Hathaway) dijo 'adiós' al puesto por el que "matarían un millón de chicas", de que medio mundo se enteró de que existía el azul cerúleo y de que las amantes de la moda soñaran con un cambio de 'look' tan radical como el que le hizo Nigel a la protagonista. Ahora, convertida en película de culto, 'El Diablo Viste a la Moda' cumple 10 años y ya suenan voces que piden una segunda parte, la misma Anne Hathaway quiere hacerla. De hecho, la autora del libro original, Lauren Weisbverger, publicó en 2013 'La Venganza Viste de Prada', una segunda parte del libro en la que continúa la historia de Pristley y Sacks. Y sí, Miranda y Andy se vuelven a ver las caras.

La icónica cinta sopla diez velas y sus protagonistas siguen en la cresta de la ola: Meryl Streep acaba de estrenar 'Florence Foster Jenkins' y su nombre ya suena con fuerza en la carrera hacia los Oscar 2017; Anne Hathaway publicó hace poco una sentida carta abierta en la que animaba a las madres a no obsesionarse con su peso tras el embarazo y sigue siendo una de las actrices con más proyección a nivel internacional actualmente en la esperada monster movie Colossal para la temporada navideña, y Emily Blunt dio a luz el pasado junio a su segunda hija, Violet, y hace poco que se anunció su participación en la película 'El Retorno de Mary Poppins', en la que dará vida a la famosa niñera, papel que curiosamente Anne quería en un primer momento.
 
¿Y en cuanto a estilo? Repasamos cómo ha cambiado el estilismo de las tres actrices en el aniversario de la película.
 
 
Meryl Streep, la perversa
 
 
Convertida en un 'alter ego' de Anna Wintour (de hecho, la autora del libro original trabajó como becaria para la directora de Vogue América), la Miranda Priestly interpretada por Meryl Streep lucía una icónica melena a lo 'pixie' en color ceniza. Entre sus básicos, los tonos oscuros, los brillos y, por supuesto, los pendientes de aro y los pañuelos blancos 'made in' Hermès se llevaban la palma. ¿Su mejor 'look'? El primero que lucía en la película: Un maxi abrigo de piel negro, bolso de mano gris y zapatos de tacón en ante burdeos (firmados, por supuesto, por Prada)
 
Diez años, un Oscar (en 2010 por 'La Dama de Hierro') y algún que otro papel para la historia después, el estilo de Streep sigue siendo igual de opuesto al del personaje que interpretaba. A caballo entre lo 'sporty' y lo 'casual', no duda en darle un toque 'chic' a sus estilismos a través de estampados divertidos o complementos que los convierten en algo único. ¿Su color predilecto? Sin duda, el negro, un tono que ha sabido explotar a lo largo de su carrera y que suele combinar con collares XXL. Por su parte, en las alfombras rojas suele optar por combinaciones en blanco y negro, algún que otro vestido de inspiración 'arty' o 'looks' con el brillo como protagonista, como el que vistió para recibir el Oscar en 2012.
 
 
Anne Hathaway, la aprendiz
 
 
El de Hathaway es uno de los estilos que más ha evolucionado en estos últimos años. Mientras que para el día a día se decanta por la comodidad (para, además, pasar desapercibida) es en los eventos y ocasiones especiales cuando prefiere 'outfits' cuidados y románticos, en ocasiones con un punto 'naif', pero sin renunciar nunca a su lado más 'sexy'. ¿Uno de sus estilismos más icónicos? El vestido rosa firmado por Valentino con el que se casó en 2012, que se convirtió en el germen de la moda de las novias vestidas de rosa.
 
Casi contagiada por el espíritu de Andrea, Anne ha vivido en sus propias carnes una evolución estilística digna del Gregor Samsa de 'La Metamorfosis' de Kafka. Gracias a ello ha conseguido convertirse en unas de las actrices imprescindibles en toda alfombra roja que se precie.
 
 
Emily Blunt, la compañera
 
 
Aunque el odio que sentía Emily por Andrea crecía por momentos, al final de la película acabaron por convertirse en amigas. O casi. La (ahora) rubia actriz, suele elegir 'total looks' en tonos pastel, repletos de estampados florales y geométricos, en los que se juega con las transparencias y los brocados, de corte romántico e inspiración helénica (como el que lució en la última gala de los Oscar)
 
Además, su último embarazo le sirvió para dar un giro radical a su estilo: Los 'mom pants', los jerséis de punto y rayas, las camisas vaqueras y las gafas de sol fueron sus mejores aliados durante los 9 meses, convirtiéndose así en una de las embarazadas más 'cool' del momento.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes