Conoce el secreto escondido tras la verdadera historia del conejo de Pascua

 
Los niños y, aceptémoslo, también los adultos, esperan el Domingo de Resurrección con ganas, ya que saben que por la mañana podrán hallar huevos de chocolate mágicamente escondidos por un generoso conejo. Pero ¿cómo llegamos a asociar una festividad religiosa con huevos, chocolates y un conejo? Lo cierto es que el conejo de Pascua no es una tradición cristiana, pero se fue adoptando poco a poco en el mundo, aunque con variaciones.
 
El verdadero origen del conejo de Pascua
 
 
El conejo de Pascua como lo conocemos hoy, es bastante diferente al original. Existen varias leyendas que hablan del origen o las tradiciones que nos llevaron a festejar el Domingo de Resurrección con animal incapaz de poner huevos. 
 
Se cree que el conejo de Pascua viene de una tradición alemana del siglo XIII, cuando el cristianismo aún no llegaba a la zona. El conejo estaba asociado con la fertilidad y nueva vida, por lo que personalizaba el renacer tras el fin del invierno y comienzo de primavera.
 
 
Cuando el catolicismo se convirtió en la religión dominante en Alemania, ya en el siglo XV, el pagano conejo se mezcló con la festividad religiosa y, como el inicio de primavera y Semana Santa suelen ser en fechas cercanas, el conejo pasó a conocerse como «el conejo de Pascua».
 
Sobre los huevos, se cree que se añadieron a la tradición representando el fin del ayuno y restricciones de Cuaresma.
 
En un principio eran huevos pintados a mano que los niños se regalaban entre ellos, pero al adaptar la tradición, cambiaron los huevos tradicionales por unos deliciosos de chocolate y el conejo, ya símbolo de la festividad, se convirtió en el encargado de repartirlos.
 
Celebración del Domingo de Pascua en el mundo
 
 
Cada país fue creando sus propias tradiciones para el Domingo de Resurrección. En algunos los pequeños reciben huevos de chocolate, en otros se realizan búsquedas masivas, festivales o celebraciones de lo más extrañas. Les contamos las más interesantes...
 
Suecia: La Pascua en Suecia es de lo más divertida. Los niños se disfrazan de brujas de Pascua y van de casa en casa cambiando dibujos por dulces. Además se consumen diferentes guisos tradicionales con huevo.
 
Haití: Este país centroamericano celebra la Pascua mezclando aspectos de la tradición cristiana con el vudú, lo que da paso a momentos muy interesantes. Hay cantos especiales, música con instrumentos propios y peregrinajes a puntos sagrados.
 
Haux, Francia: Una de las tradiciones más espectaculares es la que se da en el pueblo de Haux en Francia, ya que se hace una omelette gigante utilizando 4.500 huevos.
 
 
Hungría: En este país europeo, los niños y jóvenes mojan a las niñas y adolescentes con agua perfumada o perfume. Si hay interés en una chica, se puede rociarla con perfume y luego pedir un beso.
 
Brasil: Los brasileños hacen todo en grande, y el domingo de Pascua hacen celebraciones masivas, llevan plantas medicinales para que sean bendecidas en las iglesias y, hay tremendos banquetes. Se incluyen huevos de chocolate y tortas de Pascua.
 
Estados Unidos: Se realizan búsquedas de huevos de Pascua en las que participan varios niños, la más importante es la de la Casa Blanca. Los pequeños no solo reciben chocolates, sino que también cestas con regalos.
 
¿Cómo se celebra el Domingo de Pascua en tu país?

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes