El curioso y siniestro origen del nombre del avión del chapecoense

 
Todo gira entorno al nombre con el que fue bautizado el malogrado avión que transportaba al equipo brasileño. Como se puede apreciar en la imagen, se puede leer claramente “LaMia”. Este dato podría pasar desapercibido, ya que simplemente es el nombre de la aerolínea Boliviana en cuestión. Sus letras forman el acrónimo de “Línea Aérea Mérida Internacional de Aviación”. Pero coincide con el de otra cosa totalmente diferente.
 
Y es que si buscamos en el diccionario “Lamia” obtenemos dos definiciones, que no dejan indiferente a nadie, y aún menos a los que gustan de las conspiraciones o sucesos paranormales. Lamia, en primer lugar, denomina (según la RAE) a un “ser fabuloso con cabeza de mujer y cuerpo de dragón”. El segundo significado es el de un tiburón que habita en las aguas del mar Mediterráneo. Obviemos el segundo y adentrémonos en la historia del ser mitológico.
 
 
Lamia es un ser que siempre ha sido representado como de género femenino. Éste aparece en las leyendas fantásticas de la antigua Grecia, así como en las de otros pueblos antiguos de Europa, como los pueblos del norte de España o hasta en algunas regiones de Bulgaria. Pero, ¿qué es lo que se cuenta de esta mujer “monstruosa”, y por qué puede estar relacionado con el suceso que involucró al Chapecoense?
 
 
La Lamia es una criatura que fue bastante temida, ya que se decía que solía aterrorizar a niños y ningún hombre se resistía a sus encantos. A veces se ha pensado que puede ser un claro antecedente de las vampiresas de las historias modernas. Sin embargo, “las lamias” puede referirse a un amplio espectro de monstruos algo dispares entre sí. La mitología grecorromana es la primera que menciona a “Lamia”...
 
 
Lamia era el nombre de una antigua reina de Libia, la cual tuvo un amorío con el dios Zeus. Cuando la diosa Hera se enteró de esta infidelidad, lanzó una terrible maldición sobre Lamia, quitando la vida de sus dos hijos, y convirtiéndola en monstruo. Además, la condenó a no cerrar nunca los ojos, para no poder dejar de fijarlos en los cuerpos de sus hijos ni un segundo. Zeus se apiadó de ella y le dejó quitárselos cuando quisiera.
 
 
Así fue como su resentimiento aumentó, y su maldad y frustración fueron vertidas sobre las otras madres, tan felices con sus infantes vivos. La Lamia devoraba a los hijos de las mujeres a las que tenía una envidia flagrante. Entonces se la describía como una semimujer, serpiente de cadera para abajo. La palabra puede estar compuesta o relacionada con dos, que significan glotón y gaznate. El punto que nunca varía es que asesina y devora.
 
 
Las Lamias, posteriormente fueron parte de los dichos africanos, básicamente serían conocidas como una especie de monstruos que tenían un modus operandi similar al de las sirenas. Con sus agradables sonidos seseantes atraían e hipnotizaban a los caminantes extraviados, para asesinarlos y comérselos sin piedad. Seguramente, ningún operario o dirigente de esta compañía había reparado en este peculiar dato…
 
 
Muchos dicen que puede llegar a estar relacionado, pero lo más probable es que sea sólo una macabra coincidencia. Según otras personas, las coincidencias no existen. Desde aquí solamente hemos querido plasmar esta información de forma objetiva, las conclusiones deberás hacerlas tú, siempre desde el respeto y las condolencias a todas las familias que se vieron afectadas en este horrible acontecimiento.
 

Comentarios  

#1 klito2 18-12-2016 21:59
Ahi no hay para donde mirar ni buscarle 5 patas al gato, la catástrofe es causa de un llamado "guiso rojo" debido a que el dueño de la linea aérea es un alto miembro del régimen dictatorial de Venezuela, y siempre que uno de ellos está metido en negocios turbios, las desgracias suceden, así de simple

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes