Los fármacos del futuro

Los medicamentos biotecnológicos son los fármacos del mañana. Sus características les otorgan la capacidad de actuar, casi de manera específica y personalizada, sobre enfermedades catastróficas como el cáncer. Se les atribuye, en algunos casos, una eficacia hasta 50 por ciento superior a la de los tradicionales medicamentos de síntesis química y son capaces de lograr resultados donde otros tratamientos han fracasado.
 
Dado que la mayoría de ellos están protegidos por patentes, sus costos los convierten en herramientas terapéuticas casi inaccesibles. 
 
Las cosas, sin embargo, cambiarán con la llegada de biosimilares o biocompatibles (una vez se venzan las patentes de los originales), que serán igual de eficaces, pero más económicos.).
 
¿Qué son?. A diferencia de la mayoría de los fármacos, los biotecnológicos son creados a partir de organismos vivos (cultivos celulares, cultivos de tejidos o partes de estos), por lo que su proceso de elaboración es muy complejo.
 
¿Cómo actúan?. Tienen mecanismos que les permiten actuar de manera directa y específica sobre los generadores de enfermedades en el organismo. En el caso del cáncer, por ejemplo, detectan y atacan directamente las células malignas, bloqueando su crecimiento, y marcándolas para que el sistema inmunológico pueda destruirlas. No afectan las células sanas.
 
¿Para qué sirven?. Se han convertido en una opción para tratar males crónicos y catastróficos. Ejemplos de ellos son la insulina, para la diabetes; la eritropoyetina, para la anemia, y los anticuerpos monoclonales, para el cáncer y la artritis.
 
¿En qué se diferencian de los tradicionales de síntesis?. Los medicamentos de síntesis química se obtienen a partir de materias primas que, mediante transformaciones químicas, dan como resultado principios activos, mientras que los biotecnológicos son estructuras de proteínas grandes que se derivan de células vivas.
 
¿Tienen genéricos?. Los medicamentos biotecnológicos no tienen genéricos, sino versiones que pueden llegar a ser similares (biosimilares o biocompatibles). Mientras que es relativamente sencillo copiar fármacos de síntesis química (es como seguir una receta que indica los ingredientes y las proporciones), es muy complicado copiar biotecnológicos por su estructura molecular compleja, mediada por procesos biológicos.
 
¿Cuántos existen?. Existen 93 en el mundo, de alto costo. Para el 2020, 89 de ellos no tendrán patente.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes