"Muse" lanza nuevo disco y vuelve a sus raíces

Ya desde mediados del año pasado, cuando la banda entró al estudio a grabar su séptimo álbum de estudio, la consigna era clara: volver a las raíces. Eso sería, según explicó el propio líder de la banda Matthew Bellamy, despojarse de todo el aparataje sonoro que había ido adquiriendo la banda a lo largo del tiempo, a saber: los coqueteos con la electrónica, los pasajes sinfónicos y los arreglos de sintetizadores.
 
Días atrás se conoció el primer adelanto de Drones (si se llama el disco, que saldrá la venta el próximo 9 de junio), titulado Psycho, que puedes ver al final del post,  y disponible en lyric video en YouTube y para descarga en iTunes. Y se puede decir con claridad que sí, que Bellamy y los suyos prometieron y cumplieron, al menos en este primer corte. Psycho es un típico tema de Muse: una base rítmica simple de bajo y batería con una guitarra distorsionada que alterna con algunos cortes agudos. A primera escucha el tema suena bastante parecido al recordado Uprising del disco TheResistance (2009), el mejor de la banda.
 
La apuesta de volver al principio lleva al grupo británico a adoptar un sonido de rock mucho más clásico que recuerda si se quiere a sus primeros dos discos, Showbiz (1999) y Origin of Symmetry (2001). Las capas de sonidos sintetizados y la implementación de instrumentos muchas veces ajenos al rock (el órgano de iglesia, por ejemplo) empezaron a generar el sonido que llevó a Muse a ser considerada hoy una de las bandas más populares del rock de estadios. En Absolution (2003), encabezado por el single Hysteria, el baterista Dominic Howard grabó bases dentro de una piscina e incluso se usaron instrumentos improvisados como latas vacías que simulaban el sonido de una marcha.
 
Black Holes and Revelations (2006) siguió esta línea experimental, menos guitarrera y más orquestal, y le sumó las letras de contenido social o político que verían su síntesis en The Resistance (2009). Conspiraciones, paranoia y revelaciones, esos son los temas que rodean a este gran disco conceptual donde se destacan el mencionado Uprising (el del estribillo que dice que "ellos no nos van a controlar"), MK Ultra (que se refiere al plan de la CIA para control mental) o el tema que da nombre al disco. De The 2nd Law (2012)se desprenden hits como Madness y Follow Me y toques dance como Panic Station que llevaron a la banda a, por ejemplo, el recordado show en Roma donde se filmó su documental y a vender 17 millones de copias. Pero la fórmula, según parece, llegó a un límite, y Muse se propone volver al power trío para Drones.
 

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes