5 razones para leer el cómic clásico de las Tortugas Ninja

 
Si quieres un ejemplo perfecto de qué tan lejos puede llegar un cómic independiente, entonces no hay otro mejor que el clásico de Las Tortugas Ninja publicado por la pequeña Mirage Studios a principios de la década de los 80. Creada por Kevin Eastman y Peter Laird en 1984, la serie se ha convertido en un fenómeno global que ha inspirado numerosas películas, series animadas y videojuegos. Culturalmente hablando, es uno de los productos más relevantes de su momento, y hoy en día está teniendo un regreso increíble.
 
Si nunca has leído el cómic, aquí te damos algunas razones para que te sumerjas en la versión original de las Teenage Mutant Ninja Turtles.
 
 
#5 Su sentido del humor
 
 
Diseñada para ser una parodia de los cómics de superhéroes de la época, la versión original de las Tortugas Ninja nunca le tiene miedo a meterse con los grandes. El origen de nuestros protagonistas, de hecho, es una referencia directa a la historia de cómo Matt Murdock se convierte en Daredevil. Con guiones irreverentes y algo punks, es un cómic que realmente es hijo de su época.
 
 
#4 Su arte casi explícito
 
 
Hecha en blanco y negro, con una línea un tanto sucia, el look de la versión original de las Tortugas Ninja es muy diferente al que nos acostumbramos por sus versiones más amigables para un público infantil. Después de todo, el cómic original no estaba necesariamente destinado para jóvenes lectores, sino más bien para fanáticos adultos. Eastman y Laird no tienen miedo de llenar algunos paneles con buena violencia gráfica, que nunca se siente gratuita o injustificada. El momento de la muerte de Shredder, es un ejemplo perfecto del nivel de grafismo que caracteriza a la serie en sus orígenes.
 
 
#3 Vida en otros planetas
 
 
Por ser una serie protagonizada por tortugas y una rata antropomorfa, Teenage Mutant Ninja Turtles tiene el beneficio de poder crear personajes con orígenes y apariencias totalmente descabellados. Pongamos como ejemplo a los aliens que luego servirían de inspiración para Krang, el villano de la Dimensión X que aparece en la serie animada. Estos seres de otro planeta son una especie que tiene forma de cerebro, y que por alguna razón deciden vivir en el estómago de sus robots con forma de humanos.
 
 
#2 Los viajes interdimensionales
 
 
La tecnología en el universo donde viven las tortugas en el cómic original está en un punto de avance realmente sorprendente, y cosas como un portal inter-dimensional son algo casi normal. Esto abre un mundo de posibilidades narrativas que Eastman y Laird aprovechan al máximo, mostrando universos o dimensiones paralelas que enfrentan a nuestros héroes con personajes muy muy raros.
 
 
#1 La profundidad de los personajes
 
 
Antes de que todo fuera “Cowabunga” y pasarla bien en la camioneta, las tortugas tuvieron una etapa un poco más oscura, y profunda. Raphael en particular era un personaje con mucha más oscuridad que la que luego veríamos en versiones más recientes de la serie. Más adelante, las series y las películas se encargarían de dar darles una apariencia mucho más inocente.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes