Los Mac que vienen

El último iPad y la reunión de Apple con diversos medios especializados parecen indicar el futuro de los Mac.
 
 
Apple recientemente tuvo un movimiento sin apenas precedentes. Tuvo una conversación con cinco periodistas o reporteros enfocados en Apple de distintos medios, a saber: Daring Fireball, BuzzFeed, Axiom, Mashable y TechCrunch. Por parte de la empresa acudieron dos ejecutivos de renombre y fama, Phil Schiller y Craig Federighi (responsables de marketing y software respectivamente), así como John Ternus (hardware) y Bill Evans, relaciones públicas.
 
Que Apple, una de las empresas más cerradas del mundo, propicie foros así, es simplemente extraño. Puede denotar, si el mensaje acompaña, preocupación y miedo. El mensaje, en efecto, acompañó. Podemos desdoblarlo de hecho en dos mensajes: Pedir perdón a los usuarios profesionales de Mac por sus últimos movimientos, y negar que, como últimamente se especula o da por sentado, Apple esté renunciando al segmento profesional. Un mensaje, este último, auspiciado por la nula actualización del Mac Pro, sus escasas posibilidades de actualización por parte del usuario, la alianza con LG para la creación de monitores enfocados a los profesionales (en lugar de continuar actualizando el CinemaDisplay), y que los MacBook Pro recientes tampoco han convencido a este "nicho" de usuarios.
 
En el reconocimiento del fracaso del Mac Pro se incluye el anuncio de un próximo modelo que regrese al diseño modular. Presumiblemente, existe un miedo latente, quizás por hechos consumados, de que cada vez más usuarios profesionales que han pertenecido a la comunidad Mac estén migrando a Windows, quien ofrece mucha más versatilidad gracias a la diversidad de fabricantes y donde actualizar componentes.
 
Así, podemos dar por sentado que el próximo Mac Pro será más parecido al modelo anterior, menos llamativo pero más funcional para quien desembolsa cinco mil o seis mil euros y necesita actualizar alguno de sus componentes de vez en cuando. También se apuntado a un futuro iMac con mayores capacidades profesionales, podemos pensar en un iMac 5K de los actuales pero vitaminado con mayor rendimiento gráfico.
 
Ahora mismo, la gama actual de los ordenadores de Apple queda así (contando también los iPad Pro como ordenadores, al menos según las últimas campañas de la empresa):
 
 
A tenor de lo que Apple comentó en este foro, así como de algunas señales de abandono, despreocupación, o silencio al respecto durante la reunión de ayer, así es como podría quedar en un futuro.
 
 
El Mac mini dejaría de existir, así como el MacBook Air. Ambos han cumplido su misión y seguramente serán eliminados de la cartera de Apple, especialmente el Air (único producto de todo el catálogo de Apple sin pantalla Retina, junto al iMac de 21.5") en cuanto los MacBook bajen de precio una vez su diseño esté amortizado. El "problema": Con la hoja de ruta que Apple ha dejado entrever, ya no habría ningún modelo de escritorio para el usuario no-profesional. El iMac está a medio camino entre particulares y profesionales, y su precio queda lejos del que tiene actualmente el Mac mini, puerta de entrada "barata" para muchos usuarios a Apple en el escritorio.
 
Mientras la creencia en medios especializados y sector profesional es que Apple dio la espalda al sector profesional, la propia compañía ha querido desmentir esto de una forma inédita. En realidad, quien está más cerca de la desaparición es el Mac doméstico para consumidores no-profesionales en detrimento del iPad, que quizás a estas alturas, y sobre todo en los próximos años, tenga más sentido como epicentro del hogar, teniendo el iMac para quien quiera dar el salto. El último iPad presentado, más barato que nunca, parece indicar también en esta dirección la estrategia de Apple con los Mac.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes