¿Por qué necesitamos tantas Avatar?

 
James Cameron tiene la respuesta. O al menos, eso cree.
 
¿Que cuántas películas de los monos azules más va a haber? Cuatro. Sí, cuatro historias más en el mundo de Pandora (o quizás en otro planeta, eso no está confirmado) es lo que planeó James Cameron, aún cuando pasaron casi diez años de la primera entrega y todavía no prendió ni una cámara para las secuelas. ¿Necesitamos tanto Avatar en nuestras vidas?
 
Si te ponés a pensar que hablamos de la película más taquillera de la historia, capaz la respuesta es sí. Muchas veces perdemos de vista este dato. Ni Marvel tirándonos con superhéroes durante ocho años, ni la vuelta de Star Wars, ni la más popular de las cantadas de Disney pudieron bajar a los Na'Vi. Te aseguramos que para lograr esto, hace falta mucho más que suerte o estar en el momento justo en el lugar indicado. Cameron entiende el gusto de las masas como poca gente en el ambiente.
 
La historia de Avatar tiene un secreto, y es interpelar a la audiencia a nivel global, toca un tema universal y es un relato que hemos escuchado mil veces. Inmigrante llega a lugar con el fin de aniquilar a sus nativos, pero cambia de bando después de formar lazos intensos con ellos. Si le sumamos el aspecto técnico, el cual realmente fue revolucionario a distintos niveles, la atracción por ver la película fue irresistible en su momento. Por eso es que es tan grande el desafío por delante. ¿Qué más necesitamos ver?
 
En las manos de Cameron, un detallista y experto en construcción de universos, un mundo como el de Avatar puede ser una mina de oro. El tema es que en muchas regiones del mundo, no quedó un inconsciente fanatismo por la película. En Estados Unidos es sin duda parte de la cultura popular, pero le sucedió lo mismo que en muchos lugares le pasa a Star Wars o a los héroes de Marvel. Es un fenómeno que no pasó la frontera. En taquilla, rompió todo, pero no se pegó en el vidrio cultural de muchas regiones. Esto quizás le juegue en contra a las secuelas.
 
Por último, el factor que nos hace dudar sobre la cantidad de secuelas que se vienen de Avatar es la extensión en el tiempo que van a demandar.2025 sería el año en que terminaría una saga que inició en 2009 y, por ahora, no generó ningún culto de importancia alrededor. Las únicas cosas comparables en años son Star Wars, Bond y Star Trek. ¿Es comparable la penetración cultural de estas tres sagas con lo que pudo haber generado Avatar? Por ahora, claro que no. Veremos si con la salida de la segunda cambia algo. Por ahora, cuatro películas suena a un montón. Pero al estar hablando de Cameron, el dueño de las dos películas más taquilleras de la historia, nos permitimos pensar en que estamos pifiando.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes