Cuántos faraones tuvo Egipto | La respuesta y los 4 más curiosos

 
La civilización egipcia fue, sin lugar a dudas, una de las más asombrosas y majestuosas de todas las que existieron en la antigüedad. Así como de las más longevas, ya que se calcula que estuvo vigente durante más de 3.000 años. Como podrás imaginar, en tanto tiempo el gobierno de la civilización del Nilo ha pasado por muchas manos. Los reyes de Egipto eran llamados faraones y los hubo de todas las clases. Algunos más queridos, otros más odiados, unos construyeron muchos monumentos, otros se dedicaron a dilapidar fortunas… En este artículo vamos a responderte a la pregunta de cuántos faraones tuvo Egipto y te mostraremos los más curiosos de todos ellos.
 
Para los egipcios, el primer faraón fue Narmer mientras que el último fue una mujer llamada Cleopatra VII. Hay que matizar que el término faraón está completamente bien usado cuando se refiere a los gobernantes del gran imperio y no a los últimos que tuvo Egipto, ya que éstos tenían un reinado mucho menor y no se podían comparar con sus ancestros. ¿Sabes cuántos faraones tuvo Egipto? Contando todas las dinastías que reinaron en Egipto, en total fueron 33, se calcula que el número aproximado de faraones está en unos 300. Estos números pueden variar, ya que los yacimientos arqueológicos pueden depararnos todavía sorpresas por descubrir y la historia antigua todavía no está completa. Si quieres conocer a los más interesantes únicamente tienes que seguir leyendo este artículo.
 
1. Narmer
 
 
La curiosidad o característica que hace especial a este faraón, es que fue el primero de todos los que gobernaron Egipto. Narmer unificó la civilización del Nilo y fundó la primera de las treinta y tres dinastías existentes. Según muchas fuentes su reinado comenzó en el año 3100 a. C. aunque esta fecha puede que no sea muy exacta según otros expertos. Se tiene constancia de que fue el unificador del Alto y Bajo Egipto debido a la paleta de Narmer en la que aparece el propio faraón mostrando las insignias de ambas zonas del país. Otras teorías resaltan que Narmer no fue en realidad el que los unificó, sino que simplemente siguió un proceso de un rey anterior. Como ocurre siempre, hay varias versiones de la historia debido a la antigüedad de la misma.
 
2. Psamético I
 
 
Una bonita leyenda rodea la historia de este faraón fundador de la XXVI dinastía. Bajo el reinado de Psamético I, Egipto vivió una gran época ya que tuvo bastantes victorias sobre otros pueblos y una gran estabilidad económica. Pero la curiosa historia que os vamos a contar en este artículo tiene que ver con el lenguaje. Según Heródoto, el padre de la historia como ciencia, este faraón estaba obsesionado con encontrar la denominada lengua original. Para ello quiso hacer un experimento con dos niños recién nacidos y un pastor. Puso a los bebés a cargo del pastor, éste tenía órdenes de que únicamente los podía alimentar sin hablarles en ningún momento para no sugestionarlos. Según esta leyenda, la primera palabra que salió de la boca de los niños fue “bekos” que en idioma frigio significa pan por lo que a ese idioma se le consideró la primera lengua de la historia.
 
3. Cleopatra
 
 
Esta reina del Antiguo Egipto, además de ser una de las más conocidas por su relación con el Imperio Romano, fue la última gobernante de la civilización del Nilo. De una gran personalidad, tuvo relación con Marco Antonio y César. Su historia se ha llevado a muchos medios y todavía causa furor en la actualidad. Se suicidó, algunas teorías dicen que con un áspid egipcio, al conocer el futuro que le esperaba ya que Octavio pretendía exhibirla por toda Roma. El glorioso imperio egipcio tuvo un final muy poco digno, ya que los descendientes de Cleopatra fueron enviados a Mauritana para evitar su asesinato y el reinado que antaño había sido glorioso, cayó en manos de Roma.
 
4. Micerino
 
 
Famoso por ser el faraón que le da nombre a una de las tres pirámides más famosas de Egipto y constructor de ella. Además de ser un gran gobernante, nos interesa contarte una curiosa leyenda que siempre tuvo presente a lo largo de su vida. Según esta, un oráculo le pronosticó que únicamente reinaría durante seis años y moriría al séptimo. Micerino decidió entonces burlarse de su destino, por lo que mandó colocar miles de lámparas en sus aposentos y ordenó que se mantuvieran encendidas siempre entregándose a los placeres. En su mente, estaba convirtiendo los seis años en doce, ya que transformó las noches en días radiantes.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes