Ingenieros inventan un nuevo asiento para bebés que no permite que sus padres los dejen encerrados en el auto

Por muy absurdo que parezca, muchos niños mueren cada año a causa de asfixia y/o sobrecalentamiento tras haber sido olvidados por sus padres en el auto. Según las estadísticas, solo en Estados Unidos, cada año mueren 38 niños por este motivo. Parece suficiente para hacer algo al respecto, ¿no?
 
Los padres y madres pueden estar muy apurados y olvidarse, o creer que solo serán unos minutos y no pensar que nada malo pueda suceder. Lo cierto es que dentro de un auto estacionado y cerrado la temperatura puede elevarse tanto como para sofocar a una persona. Si agregamos el hecho de que la mayor parte de las personas que quedan encerradas son niños, que son más sensibles al calor, y que este tipo de accidentes suelen suceder en los meses del verano, las consecuencias pueden ser terribles y llevar a la muerte del niño o niña. 
 
Para evitar que esto suceda, un grupo de jóvenes ingenieros de la Rice University decidió inventar un asiento inteligente que envíe señales de ayuda en caso de que el niño sea olvidado en el auto. El asiento identifica si el auto está estacionado y el niño continúa dentro, luego de 30 segundos se encienden las luces y el sonido de alerta y si su padre o madre no responde dentro de los 5 minutos, envía una señal por mensaje de texto. Si ninguno de sus padres responde a la alerta de ese modo, a los 15 minutos el asiento envía una señal hasta 10 contactos de emergencia, incluida la asistencia médica.
 
El asiento también tiene un sistema para mantener al bebé fresco, o al menos evitar que su temperatura corporal se eleve demasiado, hasta que alguien lo saque del auto. Sin dudas se trata de una gran idea, sin embargo, en mi opinión, se le podrían hacer algunas modificaciones para que la respuesta sea incluso más rápida y evitar llegar a una situación en la que tengan que intervenir los paramédicos o los bomberos para abrir el auto, lo cual llevaría, además, a una posible denuncia policial.
 
Los padres se pueden olvidar de sus hijos en el auto y eso es, sin dudas, algo terrible, pero es un accidente y los accidentes suceden. Para mejorar el invento, el asiento podría, por ejemplo, activar su sistema de luces y sonido inmediatamente se cierra la puerta del conductor y enviar la señal por mensaje de texto tan solo uno o dos minutos después. Así habría más probabilidades de que el padre esté suficientemente cerca como para responder inmediatamente y evitaría que el niño corra algún riesgo.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes