20 películas de fantasía, que de tan malas... resultaron peores

 

PLAN 9 DEL ESPACIO EXTERIOR
(1959) de Ed Wood 

Para muchos uno de los peores títulos de la historia, pero también una de las denominadas mejores películas tan malas que son buenas, traída de la mano de todo un experto en este tipo de cintas, Ed Wood.

La película cuenta con un reparto casi amateur (aunque aparezca Bela Lugosi en alguna parte), a la par de una producción ultra cutre con la que se filmó en su totalidad. La osadía de mezclar extraterrestres con zombies y lograr que entretenga de lo mal que está hecha tiene sin duda su mérito. Una auténtica película de culto.

 





MANOS: THE HANDS OF FATE
(1966) de Hal Warren

Otro de los títulos que no se quedan nada atrás en esta peculiar lista. Con decir que para muchos es un ejemplo de cómo NO hay que hacer cine, creo que lo decimos todo.

Con un presupuesto que da risa (costó 19.000 dólares, 4.000 más que Paranormal Activity), este título es uno de esos ejemplos (como The Room por) en que merece la pena ser vista el auténtico despropósito que supone su producción. 

 





EL ATAQUE DE LOS TOMATES ASESINOS
(1978) de John De Bello

Solamente dos palabras: Tomates asesinos. ¿Acaso necesitas algo más para que merezca la pena ver esta película?

El filme se toma la licencia de hacer referencias al género, como por ejemplo Tiburón (con escena bajo el agua incluida), y bastante humor negro y mala onda, algo que sin duda queda grabado en nuestras retinas para el recuerdo. ¡Tomates que parecen balones de playa pintados de rojo! ¿Quién podría perdérselo?

 





LA TUMBA DE LOS MUERTOS VIVIENTES
(1982) de Jesús Franco

Todos sabemos que el ‘Tito Jess’ tiene una filmografía digna de descubrir. Personalmente, no me parece un mal director puesto que tiene algunos títulos que sorprenden para bien. Pero veamos, entrando en materia y quedándonos con una temática como los muertos vivientes, nos topamos con este engendro maravilloso digno de mención. 


Si tiene la suerte de verla en español, el principio es para enmarcar de lo cutre que resulta todo con las dos chicas del prólogo. Vamos, que en una sesión doble comenzando con esto y seguido de algo de la misma salsa y subgénero perpetrado por Jean Rollin, pasamos un rato ’zombi’ de calidad. Calidad con zeta, claro.

 





NOCHE DE PAZ, NOCHE DE HORROR 2 
(1987) de Lee Harry

Una auténtica joya de la serie B de los años ochenta. La saga en sí lo es, pero destacamos sobretodo su segunda parte ya que es la que más momentos icónicos del género nos ha dejado para el recuerdo.

Entre otras cosas, tenemos situaciones y diálogos que sin duda logran sacar más de una sonrisa al respetable. Unos actores donde destaca sobretodo el ya desaparecido Eric Freeman, con una soberbia sobreactuación y risas bastante imitables. Para el recuerdo quedan esos 6 minutos donde precisamente el protagonista hace de las suyas en las calles de un vecindario, dejándonos el legendario “¡Garbage Day!

 





BEVERLY HILLS VAMP
(1989) de Fred Olen Ray

Unas ardientes vampiresas sedientas de sangre y sexo que regentan un burdel, aprovechan esa situación tan particular, para chuparle los fluidos a sus víctimas, generalmente hombres de mala vida. Tres jóvenes con ganas de triunfar en el mundo del cine que acaban de bajar del autobús como quién dice, tratan de vender un guión de mierda a una cochambrosa productora aún más cutre que ellos y mientras esperan una respuesta, hacen lo que cualquier pueblerino caliente haría en una gran ciudad. Es decir, irse de putas. Como ya es de imaginar, irán a parar a casa de las vampiras que les seducirán y bueno, lo que ocurre a continuación es digno de verse. 

Atención a la escena final cuando el chico de las gafas se baja los pantalones delante de una criatura de la noche. Más de uno se va a partir de la risa con esa escena. Y atención a los diálogos que son para morirse. Los efectos especiales se reducen a colmillos y salsa de puré verde. Vamos, una joya que hay que ver en 3, 2.1.

 





MUJERES CANÍBALES EN LA JUNGLA DEL AGUACATE 
(1989) de J. F. Lawton

Un grupo de mujeres caníbales se dedican a comerse a los exploradores de una particular región, a la que han dotado de una muy mala fama. Nadie con cerebro, se atreve a penetrar en esa jungla. Y como nadie con bolas quiere internarse, buscan a una eminente profesora para que vaya que además, es una feminista entregada. 

La intriga de la cinta está en saber si a las caníbales de turno, les interesará saber algo sobre el feminismo o a lo mejor, son ya unas activistas declaradas. Lo que está claro es que la tribu se lleva un ‘Girl Power’ que no se lo quita nadie. A la expedición de la profesora, se unirá una alumna un poco fresca y un guía masculino que representa todo lo que una feminista puede llegar a aborrecer en un hombre. Canibalismo, diversión, decorados de ‘cartón piedra’ y un guión con dudosas intenciones en su desarrollo, es lo que encontraremos junto a estas mujeres de la jungla del aguacate.

 





TROLL 2 
(1990) de Claudio Fragasso

Sin duda uno de los mayores exponentes del término “tan mala que es buena” dentro del género de terror/ fantástico. Y es que ¿Qué seguidor de la serie B no ha oído hablar alguna vez de ella?

Son tantas las cosas que hacen a esta película única y buena, que solo podemos decir que sus personajes sobreactuados (como el abuelo o la villana), sus secuaces vegetarianos, sus situaciones (como el maíz), sus diálogos (como el niño) o momentos estelares para la historia del cine como el ¡Oh my God! Son cosas que sin ninguna duda la hacen tan mala que es buena.

 





CLASS OF NUKE'EM HIGH 2
(1991) de Eric Louzil y Donald G. Jackson

Pese a que me encantan las películas de la Troma, hay que admitir que a veces nos sueltan cada cosa para morirse. Especialmente en lo que a secuelas se refiere como es el caso. Class of Nuke'Em High es una película muy divertida que en ningún momento pretendía tomarse en serio a sí misma. Como es obvio esta secuela tampoco. 

Bastante lejos de la genialidad ‘trash’ de la primera entrega y sin Kaufman y Herz en la dirección, esta segunda parte de la saga nos presentaba a un rubio ciclado como protagonista que soltaba por su boquita toda clase de bobadas, dignas del guión y situaciones de turno. Personajes trasnochados y unas vestimentas para tomar nota. No nos olvidemos de la entrañable rata gigante. ¿O era una ardilla? ¡Mejor lo ven por ustedes mismos, señoras y señores!

 





GHOULIES III
(1991) de John Carl Buechler

Los Ghoulies son unas entrañables criaturas ochenteras que surgieron tras la moda de películas como Poltergeist o los Gremlins. Como ya sabemos todos, cuanto más avanza una saga que no lleva una intención fija de secuelas planificadas, pueden suceder cosas raras. Por ejemplo, lo que nos encontramos con Chucky y sus secuelas. 

En esta tercera entrega de Ghoulies, los monstruitos protagonistas comienzan a hablar hasta por los codos, provocando la correspondiente risa fácil por sus diálogos y situaciones enloquecidas. Nada que ver con las dos películas anteriores. Pues eso.

 





CABEZA DE FAMILIA
(1996) de Charles Band

En la década de los noventa, la factoría de Charles Band no estaba en su mejor momento y los títulos que de ella salían, corrían suertes muy diferentes. Uno de ellos, fue este particular cabeza de familia. Todo un cabezón que como anunciaba su portada, todo el mal cabía en su mente. Y espacio no le faltaba, no. 

La historia nos cuenta como una familia de frikis compuesta por el ya mencionado cabezón, una tipa de grandes pechos llamada Ernestina y un tipo con unos ojazos para asustarse, secuestran a gentuza y hacen experimentos con ellos. Todo se les complica, cuando un listo de la ciudad que regenta un restaurante de mierda, decide hacerles chantaje. Tetas, chichis, sexo y mucho humo, son algunos de los elementos que maneja la trama. El guión es excelente para reirse. Dirige Robert Talbot o lo que es lo mismo, un pseudónimo que utilizó el director Charles Band tras ver como quedó esta magnífica obra magna.

 





CALABOZOS Y DRAGONES
(2000) de Courtney Solomon

Señoras y señores estamos ante una obra maestra del género de fantasía épica… pero para mal, obviamente. Existen grandes títulos de éste género, como la trilogía de El Señor de los Anillos, o series como Juego de Tronos, pero luego nos encontramos con joyas del cine de gran presupuesto pero de pésima calidad. En cuanto a fantasía épica, sin duda Calabozos y Dragones lidera este último ranking.

Unos efectos especiales enormemente cutres y falsos, que parece mentira que sean del año 2000, escenas y situaciones descaradamente copiadas de Indiana Jones, y un reparto indescriptible destacando sobretodo a lo mejor de la película y ese es Jeremy Irons. Un actor de tal calibre y tal calidad sobreactuando de la manera más increíble con un completo despliegue de caras, diálogos, voces y gritos que hacen que la peli merezca la pena verla en versión original y por cierto generó dos secuelas más.

 





JASON X 
(2001) de James Isaac

Si con nueve entregas Jason aún no había matado a jovencitos de todas las maneras posibles, en esta décima decidieron dar una vuelta de tuerca al personaje, dejando Crystal Lake por... ¡El espacio!, ubicando la acción en un futuro. Pese a lo extravagante que puede sonar, nos encontramos con un título de los más recordados de toda la saga.

El filme es muy divertido por todo lo que ofrece. El hecho de ver a nuestro querido Jason haciendo de las suyas en el espacio, ya es razón suficiente para echarle un vistazo. Pero a eso hay que añadir el hecho de tener ciertas muertes originales (véase la del nitrógeno líquido), un tono de humor negro, un cameo patético de David Cronenberg y un ritmo enormemente entretenido. Todo esto hacen de Jason X sea sumamente disfrutable… Para lo mala que es.

 





ARACHNID 
(2001) de Jack Sholder 

Tenemos que empezar diciendo que esta película, al igual que varias de la Fantastic Factory, es muy mala. Es la segunda producción de la filial de Filmax con fines internacionales, que refleja la linea de producción de sus siguientes trabajos de la ya extinta productora: Poco presupuesto, reparto mixto de actores españoles e internacionales, un director de género en decadencia y a venderla a todos los países posibles.

Aunque se trata de una monster movie con sus típicos clichés del género, podemos “disfrutar” de una araña y demás bichejos realizados con animatrónics en lugar de CGI, junto a actores como Neus Asensi en el papel de una doctora, que sabe manejar un M-16 mejor que un marine (según dice ella en la peli) y un Pepe Sancho que a buen seguro no entendía qué hacía allí. Además unas escenitas un poquito grotescas en cuanto a gore y unas perlas de diálogos o situaciones que solo Fantastic Factory podía ofrecer. Una película que le gustó (y no es broma) al mismísimo Richard Dreyfuss.

 





MONSTURD 
(2003) de Rick Popko y Dan West 

Ver a un montón de mierda nauseabunda atacando a la gente en sus cuartos de baño, no tiene precio. 

Pero hasta las cacas más grandes y malolientes, tienen sus puntos débiles. ¿Alguien se imagina como se puede combatir a una cagada gigante con éxito? Pues el director Rick ‘Popó’ y su compañero Dan West, tenían bastante claro todo ello y nos plantaron este filme que desde luego, no deja indiferente.

 





HOUSE OF THE DEAD 
(2003) de Uwe Boll 

No poner en un listado como este a Uwe Boll, sería un sacrilegio. No cabe duda de que House of the Dead, es la película que catapultó a su director a no se sabe muy bien que cosa exactamente. Pero lo que está claro, es que lo catapultó a alguna parte para bien o para mal. Los diálogos de esta célebre cinta son para enmarcar. Tampoco hay que olvidar sus magníficos personajes, como el inolvidable Capitán Kirk o ciertos zombies que son para morirse de la risa cuando hacen aparición. 

La banda sonora es digna de sonar en cualquier casa de putas que se precie y los pantallazos del juego de turno, no hacen más que dotar a este título de más valor cada año que pasa. Toda una obra de culto que el tiempo pondrá en su lugar, pese a quién pese.

 





NO ES LUGAR PARA LAS VIEJAS
(2004) de Susan Emshwiller 

Aprovechando el tirón de la cinta protagonizada por Bardem, algún espabilado traduciendo títulos, aprovechó la ocasión para enchufarnos esta historia de viejas locas como algo ¿similar? Bueno, para empezar su título original traducido, vendría a ser algo así como ‘En la Tierra de la Leche y el Dinero’. Si, queridos lectores, la tierra de la leche. 

La trama nos cuenta como unas adorables y respetables señoras mayores, enloquecen un buen día atacando a sus amigos y familiares. Sus armas criminales son cualquier cosa que tengan a mano, como un rodillo de amasar o una sartén por ejemplo. ¡Que vayan tomando notas los psicópatas del cine actual! No hace falta decir que esta obra que firma una tal Susan Emshwiller, es una gran letra eme.

 





DRÁCULA 3000 
(2004) Darrell Roodt

Esta película, que se vendió como secuela del filme de Gerard Butler, Drácula 2000, es una tremenda bazofia y lo avisamos desde ya. Pero tiene dos tipos de público: El que no pasa de los 15 minutos y el que le gusta el cine basura por sus defectos y para ver con los amigos, para reírse un rato.

En este último caso, hay muchísimas cosas que hacen que su visionado merezca la pena. Un reparto de segundones, como Casper Van Dien, Erika Elaniak o el rapero Coolio junto a un Drácula cuyo traje parece sacado de una "tienda de segunda mano", sin duda logran levantar auténticas carcajadas a quienes no se toman en serio esta producción. Especial atención a una escena final completamente inesperada y a un monologo -inspirado y elaborado por Coolio- dedicado a Elaniak que tiene algo de una anaconda y unos melones. Simplemente delirante.

 





THE WICKER MAN 
(2006) de Neil LaBute

En los últimos años, Nicolas Cage nos ha dejado varias películas vaporosas. Pero sin duda de todas ellas, entre las malas claro, esta el remake de The Wicker Man. Una nueva versión que sin duda ha marcado y llegado a la gente gracias a Internet.

Quizás exageramos, pero a pesar de que aún muchos no la han visto, seguro que conocen alguna de sus escenas delirantes y sobreactuadas por cada uno de sus actores, sobre todo el famosísimo tramo de ¡Not the bees! A todo ello hay que añadir a un Nicolas Cage desatado y en estado de gracia, con su catálogo de caras y gritos que lo hacen tan característico.

 





ANDROID COP 
(2014) de Mark Atkins 

Para los que se quejaban del remake de ‘Robocop’, ahí va la versión ‘Asylum’ que no pierde la ocasión para basar sus engendros en lo que les sale de copiar a los blockbuster en turno. Este Android Cop, es una maravilla de la ciencia ficción más mierdera. Tan solo hay que ver el traje de plástico barato y gomaespuma que luce el protagonista o algunas secuencias de acción de baratillo que hacen sonrojar hasta algún que otro actor de la cinta. 

Curiosamente y en este aspecto, encontramos en él a Michael Jai White que es uno de esos actores con el que podemos toparnos en títulos de primera fila como El Caballero de la Noche, Spawn y luego en cosas como esta. Pues nada, acción barata para reírse un rato, sobretodo si vamos analizando lo que vamos viendo sobre la marcha.

Comentarios  

#1 klito2 15-12-2014 08:14
"Frases memorables": "ChaChaChaChaCha!!!!!" (Jeremy Irons en Calabozos y Dragones) y "¡Me está chupando y no me gusta!" (una fulana en Jason X antes de morir "chupada" por un hueco hecho por Jason en una ventana de la nave al estilo Alien Ressurection) y "Tenemos relaciones premaritales? Nos encanta tener relaciones premaritales!" (2 hologramas en la "holodeck" de la nave simulando Crystal Lake) SMILEYS_CHAIR
#2 klito2 15-12-2014 08:23
Michael J White se mete donde le paguen, sin importar que clase de mierda salga, otras "tan malas que son buenas" (para inducir retardo mental) son "Atlantic Rim", las 3 (SÍ 3) Sharknado y sus derivadas (bueno, en general cualquier cosa que lleve el sello "The Asylum"), In The Name of The King (en mi opinión CASI tan mala como Crank: Alto Voltaje y compiten ambas por ser la peor película con Jason Staham) y no meto a Bloodrayne porque no la he visto

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes