11 personas inspiradoras que perdieron todo y regresaron más fuertes

 
 
1. Steve Jobs 
 
 
Creo que la mayoría de las personas conocen esta historia, pero es importante tenerla en la lista. Jobs fue el co fundador de Apple a los 21 años, y cuando tenía 23, ya tenía un valor de millones de dólares. Reclutó a un CEO de Fortune 500 con mucha experiencia, John Sculley –y tres años después, Sculley lo despidió. 
 
No pude verlo entonces, pero resultó que ser despedido de Apple, fue lo mejor que pudo haberme ocurrido,” dijo Jobs en 2005. Luego comenzó su segunda empresa, NeXT, la cual fue comprada por Apple –y Jobs volvió a ser el CEO. Volviendo rápidamente al futuro: Probablemente estás leyendo esto desde un iPhone o MacBook. 
 
 
2. Ulysses S. Grant 
 
 
Grant fue el décimo octavo Presidente de los Estados Unidos. Salvó al país durante la Guerra Civil. Sin embargo, tuvo una vida llena de altos y bajos. Se graduó de West Point y renunció al ejército después de ser acusado de beber mientras estaba de turno. Luego luchó por siete años, siendo apenas capaz de proveer para su familia. 
 
Cuando estalló la guerra, Grant volvió al ejército. Primero como voluntario, después como coronel, y eventualmente como el principal general de los Estados Unidos. Pero eso no es todo. Grant fue elegido presidente pero luego gastó todo su dinero. Quedó en la bancarrota y terminó escribiendo sus memorias en su lecho de muerte para poder proveer para su familia. ¿Quién lo publicó? Mark Twain. Y hablando de él… 
 
 
3. Mark Twain 
 
 
Recordado ahora como uno de los mejores escritores norteamericanos, Twain tomó muy malas decisiones y realizó algunas inversiones muy desafortunadas. 
 
En el año 1.894 ya estaba en bancarrota, 20 años después de haberse convertido en el famoso autor de Las Aventuras de Tom Sawyer. 
 
Se mudó con su familia a Europa, realizó una agotadora gira de charlas y escribió prolíficamente. Finalmente, hizo el dinero suficiente para restaurar su fortuna y pagarle a sus acreedores, a pesar de haber sido legalmente liberado de sus deudas al ser declarado en bancarrota. (Tristemente, Twain sufrió más tragedias y cayó en una profunda depresión tras la muerte de su esposa y dos de sus hijas
 
 
4. Martha Stewart 
 
 
En su momento, Stewart, la fundadora de la compañía que lleva su nombre, fue la primera mujer en hacerse billonaria por sus propios medios. Sin embargo, cinco años después de que su empresa se hiciera pública, Stewart cumplió tiempo en prisión, acusada de conspiración en el caso de las acciones ImClone. 
 
Y lentamente quedó en el olvido… ¡Claro que no! Stewart lanzó su campaña de regreso inmediatamente después de ser liberada. Al año, su compañía generaba ganancias nuevamente y ella volvió a ser parte de la junta directiva en 2011. Actualmente es la presidenta de su empresa. 
 
 
5. Dorothy Hamill 
 
 
Hamil ganó medalla de oro en patinaje artístico en las Olimpiadas de Invierno de 1976, y luego cobró 1 millón de dólares al año presentándose como patinadora profesional. Sin embargo, “después de algunos años de gastos excesivos, incluida una debilidad las joyas costosas y otras cosas”, en 1996 pidió ser declarada en bancarrota. 
 
¿Trabajó duro y tuvo un gran regreso? ¡Puedes apostar un giro doble que sí! Continuó patinando, apareció en televisión, y vendió sus memorias. Algunos años después, en el 2007, apareció en la película Patinando a la Gloria, con Will Ferrell. 
 
 
6. James Altucher 
 
 
Altucher fundó una compañía de diseño web llamada Reset Inc. en 1996. La vendió dos años después en 10 millones de dólares. Luego perdió todo en una serie de malas inversiones que fueron agravadas por la explosión de la burbuja tecnológica en el 2000. 
 
Luego de casi suicidarse, Altucher dijo en una entrevista que se había dado cuenta de que no podía jugar su “valor propio en base a su valor neto”. Recuperó su fortuna como administrador de fondos especulativos y ahora es muy popular en el mundo de los blogs y podcasts. 
 
 
7. Stanley Kirk Burrell 
 
 
Probablemente recuerdas a Burrel, ¿cierto? Si no es así, no hay problema. Es más conocido como MC Hammer, el artista detrás de éxitos de principios de los años 90 como “U Can’t Touch This” y “Too Legit to Quit”. Más de 50 millones de personas compraron sus álbumes en ese entonces. Sin embargo, Burrel terminó ahogándose en un mar de deudas. Para cuando pidió ser declarado en bancarrota en 1996, ya debía 13 millones de dólares. 
 
Aún así, se recuperó y se convirtió en un empresario. Estrenó compañías disqueras, invirtió en startups tecnológicos, dio clases e hizo apariciones en televisión. También ha sido un vocero cristiano y lentamente ha reconstruido su carrera musical. 
 
 
8. Walt Disney 
 
 
¿Walt Disney está en esta lista? Así es. Su primera compañía fue un estudio de animación y películas en la ciudad de Kansas que vio sus últimos días en 1922. 
 
Disney se fue de la ciudad hacia California, donde a su siguiente empresa –los Estudios Disney Bros– le fue un poco mejor. Incluso creó en 1928 un personaje de caricaturas del cual puedes haber escuchado: El Ratón Mickey. 
 
 
9. George Foreman 
 
 
Foreman, uno de los mejores boxeadores de la historia, fue un medallista de oro Olímpico y ganó dos veces el título de Campeón Mundial de Peso Pesado –una vez a sus 45 años– y se retiró en 1994. 
 
En los años que siguieron, Foreman no quedó en bancarrota pero estuvo bastante cerca, según The New York Times después de “derrochar 5 millones de dólares.” Se recuperó en parte al prestar su nombre a las Parillas George Foreman, lo cual le dio unos 200 millones de dólares aproximadamente. 
 
 
10. Willie Nelson 
 
 
Siendo uno de los artistas más populares en la historia de la música country de los Estados Unidos, Nelson grabó 68 álbumes de estudio, 30 de los cuales tuvieron estatus de oro o platino en ventas. Sin embargo, tuvo problemas con sus impuestos y en el punto más bajo de sus problemas, le debía 32 millones de dólares al servicio de impuestos internos tras enterarse de que sus contadores no pagaron sus impuestos de forma correcta por años. 
 
Trabajó duro, grabó un álbum, hizo comerciales y finalmente pudo pagar sus deudas. Ha continuado grabando y estando de gira desde entonces. Probablemente es incluso más popular que antes debido a sus problemas. 
 
 
11. Cyndi Lauper
 
 
Si creciste en los años ochentas, es un hecho aceptado que ames a Cyndi Lauper. Entre “Girls Just Wanna Have Fun” y “Time After Time”, e incluso “She Bop” y “True Colors”, escribió muchos himnos de esa era. Pero es posible que no sepas que antes de todo eso, ella fue parte de una banda llamada Blue Angel que tuvo tan poco éxito financiero, que Cyndi Lauper tuvo que pedir ser declarada en bancarrota. 
 
Se recuperó. Grabó sus canciones, llegó a la cima de todos los rankings y se convirtió en un ícono. Más recientemente, en 2013, ganó un premio Tony por el musical que escribió para Broadway: Kinky Boots.

Solo usuarios registrados pueden comentar.

BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes